Recibe ofertas y promociones 
Ensalada de pulpo Por GOYA

¿Te encanta el pulpo? Esta receta de Goya es para ti.

Puntuación General
Evalúa
Plato Principal
8 personas
1 hora
Mariscos

Ingredientes

Instrucciones

Ensalada
  1. Cocine el pulpo: haga hervir una olla con abundante agua. Sumerja todo el pulpo en el agua hirviendo. Hágalo hervir nuevamente y déjelo cocinar por 30 minutos. Apague la hornilla, cúbralo con una tapa que se ajuste bien y déjelo reposar aparte por 10 minutos. Escurra el pulpo y transfiéralo a un baño de agua helada, para detener la cocción. Escúrralo y déjelo aparte.
  2. Rebane el pulpo con un cuchillo o una tijera. Separe la cabeza de la base de los tentáculos, y deséchela. Separe los tentáculos de la base y déjelos aparte. Rebane la base en pedazos de ¼ de pulgada de grosor y déjelos a un lado. Corte y deseche todo exceso gomoso o grasoso en los tentáculos. Si lo prefiere, quítele a estos las ventosas. Rebane los tentáculos en pedazos de ¼ de pulgada de espesor y déjelos a un lado.
  3. Prepare la ensalada: en un recipiente de cristal, combine el aceite vegetal con el aceite de oliva, el vinagre, el jugo de limón, el ajo, el pique, el adobo, la pimienta y el orégano. Mézclelo bien y déjelo aparte. En otro recipiente, combine la cebolla con los pimientos rojos, las aceitunas, las alcaparras y el pulpo rebanado. Vierta encima la mezcla del aceite y revuélvalo todo, para que los ingredientes se mezclen bien. Deje la ensalada marinar en el refrigerador de un día para otro. Sáquela del refrigerador y sírvala fría.
Pique
  1. Corte los ajíes caballero por la mitad a lo largo, para que las semillas estén expuestas durante la fermentación. Eche los ajíes dentro de un frasco o botella de vidrio, de 16 oz., que pueda sellarse herméticamente con tapa o corcho, una vez terminado el proceso. Agregue el culantro, el ajo y la cáscara de piña.
  2. Con un embudo, eche en el frasco la sal, el azúcar, el vinagre, los aceites vegetal y de oliva, y tápelo bien. Agítelo y déjelo fermentar en un lugar fresco, por al menos una semana. El pique no requiere refrigeración. Tenga presente que el ajo puede cambiar de color; el contacto con el vinagre y otros ingredientes ácidos genera una reacción química que hace que los dientes de ajo se vuelvan azules, pero ello no afecta su sabor ni su condición de comestible.
Adobo
  1. Eche todos los ingredientes en un recipiente y mézclelos. Conserve el adobo en un frasco o una bolsa que cierre herméticamente, guárdelo en la alacena.

Evalúa y Comenta