La comida, pasión y servicio: los pilares de Piccolino Cucina Italiana Por Sal! el

Inspirado en la diáspora italiana que migró a Argentina durante el siglo XX, Piccolino Cucina Italiana no solo ofrece el menú de pastas caseras más completo del área metropolitana, sino también una experiencia personalizada que evoca familiaridad y tradición.

Localizado en la avenida San Patricio en Guaynabo, el restaurante combina los elementos más distintivos de la gastronomía italiana y argentina para deleitar el paladar de los consumidores, quienes acuden al lugar por sus exquisitos platos y acogedor servicio. A la lista de ofrecimientos, se añade un 20% de descuento que las personas disfrutarán, los lunes y miércoles, al pagar con su tarjeta Visa.

“El nombre Piccolino, que significa pequeñito, da a entender que es un lugar bastante íntimo y bastante tranquilo. La parte estética te lleva a un tipo de bodegón tradicional, vintage y rústico, donde vas a poder comer comida italiana con un toque de la cocina argentina”, afirmó Sebastián Bosch Montenegro, gerente del restaurante.

Una carta que deleita el paladar boricua

La lasaña de cordero, raviolis, sorrentinos, canelones y ñoquis figuran entre los platillos más solicitados. Las pastas, preparadas por el experimentado chef Alexis Bartolomei, son amasadas en el restaurante. Los amantes de la comida italiana pueden seleccionar entre una diversidad de salsas y rellenos que acompañarán sus platillos.

Asimismo, el menú dispone de una variedad de pescados y cortes de carnes a la parrilla, que se preparan bajo rigurosos estándares de calidad. Como si el deleite culinario no fuera suficiente, el restaurante cuenta con una extensa carta de vinos y cócteles que amplían la experiencia gastronómica.

“Los principales pilares son la comida y el servicio. A la comida de acá, se le pone mucho amor y mucha exigencia, por lo que tratamos que los platos salgan lo más bien posible. Si hay algo que no salió como se supone, hacemos lo posible para que se repare para siempre ayudar a que la experiencia sea la mejor”, puntualizó el gerente.

Al visitar la localidad, que abre todos los días, no olvides pedir la sangría de la casa y aprovechar el 20% de descuento que obtienes los lunes y miércoles, al pagar con tu tarjeta Visa.

Cada restaurante es responsable de administrar y otorgar los descuentos; sujeto a disponibilidad.