Nueva era gastronómica en el St. Regis Beach Resort Por Josefina Barceló el

Tomarse un cóctel frente al mar, ver un pequeño espectáculo y terminar la velada cenando en un restaurante “fine dinning”, es uno de esos placeres que hay que repetir cada vez que se pueda.

Esta es la oferta que pueden disfrutar los comensales cuando visitan Paros Signature Restaurant, en el St. Regis Bahía Beach Resort, en Río Grande, un hotel cinco estrellas. Este hotel ubica en 497 cuerdas, y por su extensa flora y fauna autóctona recibió el “Gold Certified Audubon Signature Sanctuary”, único en la isla.

El nuevo restaurante de alta cocina, abrió sus puertas tras la reinauguración del hotel en diciembre de 2018, el cual estuvo cerrado desde el paso del huracán María por la isla.

El restaurante está ubicado en el segundo nivel de la Casa Grande, edificación donde los huéspedes se registran y donde está el mural “The Long Awaited Voyage” del fenecido artista puertorriqueño Arnaldo Roche Rabell, que con su abundancia de azules y verdes engalana el St. Regis Bar.

“La idea es que las personas venga a Paros a cenar y tengan una experiencia completa. Pueden comenzar la velada tomándose un Bloddy Mary en nuestra barra. Este cóctel se creó en el St. Regis de Nueva York, en 1934 y todos los St Regis del mundo tienen su versión de este trago. El de Puerto Rico se llama ‘Encanto Mary’ y lleva platanutre alrededor y ají dulce, cultivado en el huerto de la propiedad. De ahí, pasan a la terraza frente al mar, a ver el Ritual del Champán”, sostuvo Julie Miller, directora de Ventas y Mercadeo de la hospedería.

Este espectacular ritual se realiza en todos los St. Regis, a las 6:00 de la tarde. “Es un ritual para despedir el día y darle la bienvenida a la noche. Con una espada se abre una botella de champán Laurent-Perrier y se reparte una copa entre los presentes”.

Flamante chef ejecutivo

Felipe Arango Salazar es el nuevo chef ejecutivo del St. Regis Bahía Beach Resort de Puerto Rico. Aparte de Paros, tiene a su cargo a Seagrapes, restaurante del área de la piscina y que cuenta con un menú de desayunos, almuerzos y cenas, en un ambiente más casual; a esto se suma el área de banquetes y el “room service”.

El chef Arango Salazar nació en Bogotá, Colombia y desde pequeño le llamó la atención la cocina, lo veía como algo creativo. “En casa me metía en la cocina a mirar a mi abuela Sira y a mi mamá, cocinar. Así, poco a poco, fui aprendiendo sus recetas. Entré a la universidad a estudiar comercio internacional, pero la gastronomía pudo más y me fui a estudiar a la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, en España. Allá tuve la bonita oportunidad de estudiar y trabajar con los chef Estrella Michelin, Julio Fernández, Paco Pérez y Sergi Arola”, mencionó chef Arango.

Con más de 15 años de experiencia como chef en todas las facetas de la cocina profesional ha estado al frente de restaurantes de alta cocina de hoteles cinco estrellas en España, Estados Unidos, Hungría y Azerbaiyán. “Laboré 13 años, en su mayoría como chef ejecutivo, en los restaurantes The Ritz-Carlton de Barcelona, South Beach, Key Biscayne, Bal Harbour, Budapest y Hungría. También en JW Marriott Absheron en Baku, Azerbaiján”, afirmó.

Cuando chef Arango vio la oportunidad de venir a trabajar como chef ejecutivo en St Regis de Puerto Rico, no lo pensó dos veces.
“Vi la aplicación ‘online’ y a la semana ya estaba haciendo entrevista. Es la primera vez que vengo a la isla, solo llevo dos semanas y me encanta lo que he visto: la playa, el sol y este hotel que es un paraíso dentro del paraíso que es Puerto Rico. Además, ahora estoy más cerca de Colombia, donde está mi familia”, recalcó.

Inspiración griega

En su faceta en el St. Regis Bahía Beach Resort, chef Arango viene a elevar la experiencia gastronómica de los comensales, en Paros, cuyo concepto es comida mediterránea en particular griega.

“La comida griega es una de mucha tradición y se basa en frutos del mar y productos de la tierra de temporada. El sabor griego es muy natural. Se usa mucho orégano, perejil, cebollín y otras especias de la región como el sumac. No es una comida picante. Recurre al aceite de oliva extra virgen y la cocción es a la parrilla. Los vegetales son muy frescos y de poca cocción, para que mantengan todas sus propiedades organolépticas”, detalló chef Arango.

Chef Arango cuenta en la cocina con el sub chef Pedro Ganán y un equipo culinario.

Delicias para el paladar

El restaurante con capacidad para 120 comensales, tiene una vista hermosa hacia el Atlántico. Hay que ir sin prisa, para disfrutar de las delicias que se ofrecen en el menú, que incluye mariscos frescos e ingredientes “farm-to-table”. Solo abre para la cena. “Para abrir el apetito está el ‘Raw Bar’, basado en pescados frescos. Tenemos ostras del Atlántico en hielo, con una salsa estilo ateniense. También tenemos Carpaccio de Pulpo, Tuna Sashini, Salmon Tartar, Jumbo Shrimp Cocktail y Jumbo Lump Crab Cocktail”, señaló.

Luego, puede seleccionar un aperitivo, entre los diez que tienen en el menú. “Tenemos Spanakopita, una empanada de espinacas. Es un plato vegetariano, en masa filo, muy rico y saludable. Es un entremés muy griego”, apuntó el chef ejecutivo.

Otro entremés bien rico para compartir es el Mezzes, trae dips a base de berenjena o yogurt, con pan pita hecho en casa.

Además ofrecen varias ensaladas, entre éstas la típica griega, que lleva tomates frescos, cebolla, pepino, pimientos rojos, olivas kalamata, queso manouri con vinagre y aceite de oliva.

De los platos principales, la estrella es Branzino, un pescado de la familia de la lubina que se cocina al grill, con sal, pimienta, ajo y aceite de oliva. Una vez cocido, se acompaña con un tapenade.

Otro de los platos principales favoritos de los comensales es el Diy Gyro. “Es cerdo cocido desmenuzado con salsa tzatziki, que lleva yogurt, pepino, limón, sal y pimienta y cebolla”, anotó.

Por su parte, el sub chef Pedro Ganán destacó que todos los postres son hechos en casa. “Tenemos Loukumades, unos buñuelos con miel, esencia de lavanda y nueces, típicos de Grecia y también tenemos el Baklava”, añadió.

Paros cuenta con una selección extensa de vinos tintos y blancos, orgánicos y no orgánicos, de viñedos griego; además de una selección de vinos internacionales.