Se muda La Cueva del Mar en Guaynabo Por Sal! el

El deseo de una clientela que se ha mantenido fiel por los pasados 12 años de contar con más estacionamiento y con un salón de actividades motivó al dueño de La Cueva del Mar, Jorge Obrador, a mudar el comedor original de su franquicia en Guaynabo.

El restaurante —que ofrece a los comensales un 20% de descuento al pagar con la tarjeta Visa los lunes y miércoles (más restaurantes en visa.com/sal)— se mudará un poco más abajo, al lugar que ocupaba Bodegar, al lado de Huachinango, en la avenida Luis Vigoreaux en Guaynabo. Se espera que el nuevo local abra la primera semana de julio.

Se trata de una estructura de un solo piso, que, además de tener un estacionamiento más amplio y amigable para los clientes, cuenta con un salón de actividades para eventos y reuniones, habilitado para acomodar hasta 60 personas.

Además, tiene una terraza en la parte posterior, en la que caben cerca de 80 comensales. Allí, Obrador planifica ofrecer música en vivo por lo menos dos veces en semana, otro atractivo que no había podido integrar en el lugar original.

Amplía su menú con favoritos regionales

Más allá de las comodidades y posibilidades que permiten la mudanza, el propietario estableció que se mantendrá el mismo ambiente casual y playero que ha distinguido a La Cueva del Mar desde sus inicios. También se quedarán los mismos precios, aunque se añadirán novedades al menú

“Vamos a añadirle tapas y arroces caldosos, que pueden ser de carne o de mariscos, como una paella mojadita, con el arroz original de la paella. En Puerto Rico hay poca gente que está trabajando ese tipo de arroces”, anunció Obrador.

Comoquiera, la consistencia en la oferta de calidad impecable a un precio razonable es parte del compromiso que sigue con la marca. Buscar algunos gustos característicos de ciertos pueblos y traerlos al área metropolitana, como los guanimes con bacalao y las empanadillas de cetí, sigue motivado cada día al equipo de cocina de La Cueva del Mar.

“No hemos escatimado en nada. Los productos que seguimos usando son los mejores. Es la satisfacción de una fonda puertorriqueña. Voy buscando lo mejor de Puerto Rico en todos lados para ofrecérselo a la clientela del área metropolitana”, puntualizó el dueño.