Peticiones especiales sin perder el sabor Por Camile Roldán Soto / Por Dentro el

Las fiestas navideñas y la abundancia de platos calóricos han sido protagonistas en estas últimas semanas en casi todo Puerto Rico. Por eso no es extraño que muchos hayan comenzado a buscar alternativas saludables cuando salen a comer fuera de casa.

Janice “Yaya” Salinas, propietaria del restaurante Condal, en la zona del Condado, se propuso que en su negocio los comensales con peticiones especiales tengan de dónde escoger al compartir la mesa con amistades o familia.

Junto al chef Jordie Quintero Perelló y el resto de su equipo culinario, se dio a la tarea de sustituir ingredientes sin sacrificar el buen sabor y la esencia de la comida catalana que distingue al lugar.

Los platos que se preparan en Condal para vegetarianos, veganos, alérgicos al gluten y hasta diabéticos no están listados en la carta, sino que se revelan a petición de los clientes.

Pimiento de piquillo relleno de una crema de habas y salsa de arúgula y nueces. ([email protected])

Lo que sí aseguró Salinas es que siempre habrá varias buenas formas de complacer el paladar del comensal.

De hecho, el sabor es tan bueno, de acuerdo con la propietaria del restaurante, que pueden ser disfrutados por cualquiera.

Ejemplo de ello es la paella vegetariana o vegana, el panaché (plato de verduras cocidas) que para los veganos se prepara con aceite de oliva en lugar de mantequilla; y la escalivada, manjar hecho con berenjenas, ‘zucchini’ y ‘squash’, cebolla y tomate, que puede servirse con queso de cabra y el queso vegano más fresco disponible en el momento.

Como buena anfitriona, pero además madre y abuela pendiente de la buena nutrición de los suyos, Salinas procura que los platos no solamente sean ricos en sabor sino también en proteínas y otros nutrientes, necesarios para mantener la salud en estado óptimo.

La crema cocida con fresas y almendras es una alternativa de postre para veganos. ([email protected])

Uno de los platos favoritos de la dueña del restaurante es la fideuá. Parecido a una paella, pero con una base de fideos finos de pasta y acompañado de mariscos o de carne, esta comida tiene demasiados carbohidratos para los diabéticos. Así es que, para las personas que sufren esa condición, el restaurante ofrece la alternativa de los fideos de habichuelas con un contenido glicémico muy bajo y ricos en proteínas.

“La recomiendo con carne, no con mariscos, pero hay quienes la piden así y les gusta muchísimo”, aseguró la anfitriona.

Además, en Condal sirven empanadillas de queso crema y espinaca que pueden adaptarse al paladar vegano sustituyendo el queso por uno a base de nueces. Otros platos son el pimiento de piquillo relleno de una crema de habas y salsa de arúgula y nueces que estaba exquisito.

Para los amantes de las sopas, también hay propuestas que sorprenden por su sabor y textura. Entre ellas, las elaboradas con granos y la de gandules, servida con bolitas de plátano.

En cuanto a los postres, la cocina de Condal se encuentra constantemente explorando alternativas. La más exitosa actualmente es el pudín de chocolate oscuro y coco crujiente, totalmente vegano y libre de gluten.

La oferta regular

El menú de Condal cambia regularmente para complacer el gusto y las peticiones de los clientes, especialmente los locales que frecuentan el restaurante.

Pero se mantienen como favoritos el solomill o, un filete mignon de cerdito ibérico de bellota, preparado con una salsa Pedro Ximénez, que se hace con licor de jerez, con una receta que data de hace 100 años y que la cocina ha actualizado.

El rodaballo a la Condal, un plato en honor al restaurante Miró, también es uno de los más solicitados. Se prepara con dos tipos de salsas, una de queso catalán y otra de pimientos de piquillo.

Concassé de tomate y cebolla. ([email protected])

La lista de favoritos se completa con los camarones a la gabardina, fritos ligeramente en aceite y condimentados con pimentón y distintas especias, acompañados del alioli de la casa.

Además, durante estos meses, en los que el clima es más fresco, también se complace la petición de muchos clientes que desean saborear el cocido madrileño.

Carta de vinos

La carta de vinos, que en un momento llegó a contar con 150 etiquetas, se redujo a 60. Sin embargo, sigue siendo variada tanto en precios como en variedades, aseguró la propietaria del restaurante, Janice “Yaya” Salinas, quien visita el restaurante diariamente para mantener contacto con la clientela que visita el espacio.

Horario

Además del salón principal, el restaurante Condal cuenta con una azotea, un espacio ameno para celebrar reuniones sociales y actividades.

El horario de la cocina es de 11:30 a.m. a 10:00 p.m., de domingo a miércoles. Jueves, de 11:30 a.m. a 11:00 p.m. y viernes y sábado de 11:30 a.m. a 12:00 p.m.

La barra cierra dependiendo de la actividad de la noche. Más información en el (787) 725-0023.