Magia y fantasía en fiesta navideña de Magic Kingdom Por Raisa Rivas Español el

Para miles de personas hablar de Navidad mágica tiene solo un significado, pasarlas en el Magic Kingdom, el parque más famoso de Walt Disney World de Orlando. Si no me cree haga un recorrido en los días que se avecinan, y estará de acuerdo en que ese parque de Orlando, que se llena como nunca en estos días festivos, parece ser el destino vacacional favorito de familias enteras con niños de todas las edades, y también de adultos.

Pero muchos viajeros no van solo a dar el clásico recorrido y ver  la linda decoración durante el día, la razón de su visita es disfrutar del Mickey’s Very Merry Christmas Party, (MVMCP), la fiesta exclusiva que requiere boleto especial y para el que cierran el parque a las 6:00 p.m. dejando solo a quienes tienen boleto, identificados con un brazalete.

La fiesta empieza a las 7:00 p.m. pero es buena idea llegar temprano, y estar bien ubicado cerca del Castillo de Cenicienta antes de las 6:00 p.m. A esa hora, presentan A Frozen Holiday Wish, donde la Reina Elsa, su hermana Ana, Olaf y Kristoff, de la película Frozen, hacen un espectácuo que culmina con el hechizo de la Reina Elsa dejando el castillo como si fuera de hielo (lo repiten en la noche). No importa las veces que lo vea, es mágico y símbolo de la Navidad en Magic Kingdom.

Todos los años la fiesta incluye el Mickey’s Once Upon a Christmastime, un desfile imperdible que hacen dos veces por noche. Aunque uno de los lugares favoritos para verlos es cerca del Castillo de Cenicienta (bello, con iluminación especial), o en cualquier parte de su Main Street, puede verse desde otras áreas del parque. Un tip, en la primera presentación, alrededor de las 8:15 a 8:30 p.m. hay mucha gente aglomerada para verla, pero en la segunda, puedes verla más tranquilamente y es el mismo desfile, que tiene desde Mickey y Minnie en una carroza, hasta Santa Clós, Elsa, Anna y Olaf, de Frozen, y los soldaditos de juguete marchando, que solo puedes ver en ese desfile. Eso sí, si va con niños podrían dormirse si esperan esa segunda versión.

También verá los espectaculares Holiday Wishes, el show de fuegos artificiales con música navideña. Ideal verlo desde el Main Street, no demasiado pegado al castillo, para apreciar la totalidad del impresionante espectáculo pirotécnico. Además hay presentaciones adicionales en el castillo, este año un grupo a capella cantando en otra área del parque, un ambiente festivo por todos lados y una decoración hermosísima que vale la pena retratar, además de que “cae nieve” en la calle principal.

Si quiere algo más exclusivo y de paso degustar postres y variedad de entremeses creados especialmente para la fiesta, puedes reservar el Tony’s Most Merriest Town Square Party, nuevo este año, ($99 adicionales). Si vas, no coma nada antes, es abundante y puede sustituir la cena y el precio incluye vinos, cervezas y bebidas no alcohólicas, así como sitio especial para ver el desfile.

Tome en cuenta que no todos los restaurantes están abiertos durante la MVMCP, (revisa el programa al llegar). Además hay postres creados para la fiesta, y mercancía especial que no venden en otros días, disponibles en varias tiendas y reposterías.

También tendrá oportunidad de retratarse con los personajes, vestidos con su ropa navideña. Por lo regular es lo que tiene más fila; pero para la mayoría de las atracciones el tiempo de espera es mínimo (casi todas están abiertas).

Como bono, hay chocolate caliente, galletas, pretzels, cidra de manzana y ponche de huevos, gratis para todos.

Año tras año esta fantasía de Navidad se celebra en noches selectas, (este año hasta el 21 de diciembre; muy al estilo de Mickey Mouse, es una de las fiestas más bellas de Orlando. Los boletos empiezan en $99 por persona, y el costo varía por fecha.

Si no puede ir a una MVMCP pero va a partir del 22 de diciembre, en Magic Kingdom el desfile Mickey’s Once Upon a Christmastime lo integran a la programación regular. El espíritu navideño se apodera del parque, así que lleve sus gorros y ropa con adornos de Navidad, porque se contagiará de la alegría y la magia.