Consejos para evitar largas filas en los barcos grandes Por Raisa Rivas Español el

¿Has escuchado la frase de que la primera impresión es la que cuenta? Eso es cierto en muchísimas ocasiones, pero no siempre. Si viajas en un mega crucero, con miles de pasajeros, el primer día además de emocionante, puede ser intimidante y para algunos hasta preocupante. ¡Podrías ver filas en todos sitios!

Pero esto no tiene que ser tu experiencia del viaje completo, porque precisamente esos mega barcos se destacan por sus espacios amplísimos y por tener tanto entretenimiento y opciones para pasarla bien, que una semana podría no ser suficiente para disfrutarlos todos.

Las filas del primer día las verás en el restaurante de bufé, en el área de servicio al cliente y en algunos bares, especialmente los cercanos a las piscinas, pues todo el mundo quiere tomar un trago de bienvenida, y participar del “sail away party”, la fiesta de despedida del puerto.
Si antes de embarcar tienes una idea de lo que ofrece el barco, sus restaurantes y facilidades, no solo te ahorras tiempo ese primer día, sino durante todo el viaje. Además, estas recomendaciones te ayudarán:

1- El día de embarque llega listo con tus documentos de abordar que debes imprimir al hacer el “check in online”, la tarjeta de crédito que usarás a bordo y tus maletas identificadas con los tags que te envían. Eso agiliza el proceso en el puerto y te evita malos ratos, pudiendo entrar al barco más fácilmente. Trata de estar en el puerto al empezar la hora de abordar o un poco más tarde, evita las horas del medio, cuando hay más filas.

2- Pregunta o mira en el programa del día los restaurantes abiertos. En muchas ocasiones hay más de uno para ese primer almuerzo. Los de bufé, tienen usualmente estaciones de comida abiertas a ambos lados, con espacio suficiente para todos los pasajeros.

3- Para evitar las filas en Servicio al Cliente, reserva antes del crucero los restaurantes de especialidad, los “shows” (en el caso de que el crucero lo requiera) y las excursiones. Los paquetes de bebida pueden comprarse en algunos de los bares, y en muchos barcos incluso para los de comida, ubican personal fuera de algunos de los restaurantes ese primer día. También en algunos barcos puedes reservar todo eso desde el televisor de tu cabina.
4- Descarga el “app” del barco. Es fantástico para mantenerte informado (puedes ver el programa de actividades del día) y hasta reservar servicios en algunos casos. Ya muchos barcos de Royal Caribbean, Carnival y Norwegian Cruise Line, entre otros, los tienen disponibles sin costo para servicios generales, como reservar tours o comidas. Si es para comunicarte con otros viajeros a bordo, hay un cargo pequeño, usualmente de menos de $10 por toda la duración del viaje.

5- Si vas a cenar en el restaurante principal y no escogiste el turno de cena fijo al reservar, y decidiste comer a horas flexibles, por lo regular tendrás tiempo de espera. Aprovecha disfrutando de un cóctel en algunos de los bares que siempre hay cercano a los restaurantes. Además, ve lo más cercano posible de la hora de apertura del comedor, o lo más tarde (pero a tiempo para evitar que lo cierren). En muchos barcos tienen pizarras electrónicas indicándote la disponibilidad por restaurante y en otros te dan un “pager” para notificarte que tu mesa está lista.

6- Para almuerzos evita los lugares más frecuentados justo a la hora típica de comida a mediodía. Entre estos los kioscos de hamburguesas, pizzerías y el restaurante de bufé. Por lo regular abren a las 11:00 a.m. y cierran después de las 2:00 p.m.

7- Para los espectáculos que no requieren reservación, llega temprano. En los que se reservan, te indicarán la hora que debes estar, o de lo contrario tu espacio será liberado para darlo a pasajeros de último minuto.

8- Empieza tu día temprano y aprovecha los días de puerto para ir a las piscinas. En la mañana temprano están más despejadas, al igual que los días de puerto, cuando la mayoría de los pasajeros están fuera.

9- Para terminar bien el viaje, usa desembarque expreso, si tienes poco equipaje y puedes manejarlo sin ayuda. No es recomendado para personas con equipaje y niños pequeños, o si necesitas asistencia para moverte. Baja del barco lo más temprano posible y así evitarás lo que a veces son muy extensas filas al presentarse miles de personas a recoger maletas y ante las autoridades de inmigración en los puertos. Si usas desembarque regular, espera el turno asignado en los salones designados para ello. No ganarás nada estando en fila para salir antes de tiempo, solo te cansarás más o terminarás el viaje de mal humor.