Lleva la coctelería puertorriqueña a Berlín Por Jomar Rivera el

“Los clientes podrán olvidarse de tu nombre y de tu cara, pero jamás se olvidarán de cómo los hiciste sentir”, garantizó Luis Pagán, quien recientemente representó a Puerto Rico en la final de la competencia de coctelería World Class en Berlín.

Con su clientela en mente y con el fin de cada día ir perfeccionándose en la industria para ofrecer una mejor experiencia a través de sus tragos, el “bartender” busca innovar en este campo que se encuentra en constante evolución.

“El proceso de aprendizaje ha sido súper intenso. Soy ese tipo de persona a la que me gusta aprender y mejorar y para eso trato de hacer mucha lectura, ver vídeos, seguir a los mejores ‘bartenders’, repetir lo que ellos hacen y también tener mi proceso ‘trial and error’. Para lograr las técnicas o las recetas que quiero me doy la oportunidad de probar y descartar”, enfatizó.

Con una experiencia de cuatro años trabajando con la fusión de licores, Pagan relató que comenzó trabajando como mesero en una cadena de restaurantes. De ahí, se movió a trabajar en conciertos y eventos especiales, “preparando palos y abriendo cervezas”. No fue hasta el 2015 que el joven tuvo la oportunidad de asistir a las finales del World Class, donde ganó Jonathan Meléndez. “Ahí fue que realmente me enamoré de la profesión y de la industria”, expresó.

Su experiencia como competidor 

“Si fuera a usar una palabra para describir la experiencia tendría que decir que fue complicada”, confesó en entrevista con SAL! “No puedo negar que fue duro, arduo, pasé mucho trabajo y requirió mucha preparación. Fueron largas horas de planificación y de realmente pensar y creer en lo que estás haciendo. Pero, por otro lado, tuve la oportunidad de conocer personas de otros países, profesionales de la industria, gente que lleva muchos años dentro del mundo de la coctelería y que de alguna manera sirven de inspiración o motivación. Es bien interesante ver cómo sus culturas están representadas en sus cocteles y la manera en que los confeccionan”, detalló.

El experto, quien también tuvo la oportunidad de representar a Puerto Rico el año pasado desde otra plataforma en Colombia, narró que el lazo de familia entre los competidores del Caribe y América Latina fue único dado a que, como parte de la competencia, tuvieron la oportunidad de participar de un “bootcamp” en Panamá. “Tal es así que ahora mismo pudiera ir a cualquiera de sus países y tengo dónde quedarme y hasta me pueden dar trabajo en sus barras”, abundó mientras revelaba que el mayor reto de la competencia fue llegar con toda la cristalería e ingredientes intactos.

Luego de ser testigo de cómo trabajan los “bartenders” de otros países como Londres, Nueva York o Australia y cuán desarrollada está la industria, Pagán opinó que en Puerto Rico la coctelería está en etapas jóvenes. Sin embargo, “no hay duda de que aquí tenemos muchos profesionales excelentes, que son muy creativos y que todos los días aportan para que la coctelería local sea reconocida a nivel mundial”.

Durante la competencia, el boricua presentó cócteles que envolvían elementos autóctonos y sabores boricuas. Este factor fue algo que lo llenó de orgullo porque “le abrió la puerta” para enseñarle a personas de distintos lugares del mundo los sabores de su isla y la importancia de servir un buen trago.

“Para mí esto es igual de importante que cuando pides un plato de arroz con habichuelas. Tienes expectativas de que va a ser bien bueno y confías en que la persona que lo prepare, lo va a hacer bien. Pero si no está bueno y no cumple con tus expectativas, no te lo vas a comer. Pues, es lo mismo”, concluyó.