Basilicata y sus curiosas residencias Por Sal! el

Por Marco Beteta
El Universal /GDA

Al sur de la península itálica, entre Calabria y Apulia, se extiende un territorio ocupado por montañas, bosques, mar y pueblos con encanto. Es Basilicata, uno de los secretos mejor guardados de Italia. Dos provincias lo conforman: Potenza (sede de la capital de la región) y Matera, designada como Capital Europea de la Cultura 2019, famosa por los Sassi di Matera.

Los Sassi, Patrimonio de la Humanidad desde 1993 por la Unesco, son singulares viviendas superpuestas, excavadas en la roca de un barranco -que fueron habitadas desde el paleolítico hasta el siglo pasado- y unidas entre sí a través de callejones y escaleras.
Alrededor, surgieron los barrios Sasso Barisano y Sasso Caveoso, donde se encuentra el cementerio barbárico, la iglesia de Santa Lucía de las Malve (siglo VII) y la de la Virgen de Idris, cuya cripta alberga frescos de varias épocas.

No dejes de visitar la catedral románica, el Palacio Lanfranchi, los museos de Arte Medieval, de Escultura Contemporánea y el Arqueológico Nacional, así como las iglesias rupestres de Matera (más de un centenar); los tres pueblos neolíticos: Serra d’Alto, Timmari y Murgia Timone; y las tumbas prehistóricas.

Si tienes oportunidad de llegar a esta zona, incluye en tu ruta de viaje la costa del mar Jónico para disfrutar de un par de días de sol y playa y descubrir el sitio arqueológico de Metaponto.

PARA DORMIR
– Aquatio. Nuevo y original hotel boutique en el corazón de los Sassi, para quienes quieren vivir la experiencia de dormir en una cueva pero con todo el confort moderno. Info: www.aquatiohotel.com

PARA COMER
– Alle Fornaci. Pastas artesanales, frescos pescados y mariscos de acento mediterráneo, con buena selección de vinos para maridar.
– Baccanti. Genuina comida regional con toque contemporáneo y equilibrado costo beneficio en cálido ambiente al interior de un Sassi.
– Regia Corte. Especialidades locales e italianas con inmejorable vista al paisaje de Matera. Ideal para cena romántica al atardecer.