Nueva York: opciones de alojamiento en Otoño Por Lucía Lozada el

La ciudad de Nueva York es, probablemente, una de las preferidas de los viajeros de todo el mundo. Es cosmopolita, efervescente y vibrante, y estas cualidades son palpables desde el primer momento en que la visitas. A nuestra llegada durante una mañana dominguera, las aceras estaban repletas de gente. Es evidente que, en la Gran Manzana, el reloj no se detiene. Y es que en esta ciudad convergen mundos paralelos en un junte curioso de personas de todas las nacionalidades.

Aunque la prisa irrumpe irreverente en sus calles, el escenario nunca deja de sorprender. Por ello, es fácil disfrutarlo con ojos nuevos cada vez que se visita o deslumbrarse si es la primera vez que allí se llega, sin importar la estación del año. Eso sí, hay algo festivo e imponderable durante la época otoñal en la Ciudad que Nunca Duerme, y muchos pueden pensar -y con razón- que visitarla puede resultar fuera del alcance, sobre todo en lo que a estadía se refiere.

Sin embargo, hay opciones. Para mostrarte algunas, De Viaje te llevará a conocer el Moxy New York Times Square y el AC Hotel New York Times Square, dos hoteles de la cadena Marriott International que, con sus propuestas, más que estadías, ofrecen experiencias únicas a sus huéspedes. También te presentaremos la primicia de las próximas aperturas de la cadena internacional, que tendrán lugar en los próximos meses.

Una estadía desenfadada en el Moxy New York Times Square

Esta dinámica y moderna hospedería, que inauguró en septiembre de 2017, cuenta con 612 habitaciones y se alza en el que fuera el New Mills Hotel, un edificio construido entre 1906 y 1907, y que, en sus orígenes, sirvió de hospedaje para los obreros de la construcción de la gran ciudad. Por su ubicación en el Garment District, en la Calle 36 con la Séptima Avenida, es fácil ver por qué tiene el corazón de un hotel boutique.

Uso magistral del espacio

Con más de 22,000 pies cuadrados, la estructura cobró vida gracias a la colaboración de un equipo experimentado, y el resultado fue un hábil uso del espacio en un concepto refrescante que, aunque se concibió pensando en los millennials, resulta atractivo para aquellos viajeros más despreocupados y que tienen una mente abierta para disfrutar de las experiencias de la localidad.

A tu llegada, puedes hacer el check-in en uno de los kioscos de la recepción no tradicional, si es que no la has hecho a través de la aplicación móvil de Marriott. Recibirás un token para disfrutar de un cóctel gratuito de bienvenida en el Bar Moxy, localizado en el segundo piso del hotel.

La decoración se distingue por ser moderna y de líneas sencillas, y notarás que los osos son un tema recurrente en las áreas comunes. Te preguntarás por qué y es que estos representan el espíritu atrevido y travieso que identifica al Moxy.
Las habitaciones, que van de 150 a 350 pies cuadrados, son cómodas y funcionales. En realidad, en ellas te sentirás como como si estuvieras haciendo un camping urbano.

Notarás que no cuentan con gavetero o escritorio, y esto es parte de la filosofía de diseño de esta hospedería, en la cual se maximiza el uso del espacio, tan cotizado en esta ciudad. La ropa la podrás colgar ya sea en varios pernos que se encuentran en la pared o en el espacio provisto debajo de la cama. Así que, si viajas con mucho equipaje, toma en consideración este detalle. Cada cuarto cuenta con un bean bag en lugar de una butaca, lo cual es otro elemento distintivo de los muchos que caracterizan a la marca. Eso sí, la tecnología juega un rol esencial, así que podrás disfrutar de habitaciones conectadas con Wi-Fi gratuito, bocinas bluetooth y televisión HDTV.

La ducha es espaciosa y en su diseño asemeja una piscina pública. El lavamanos lo encontrarás fuera del baño, así como también encontrarás amenidades como el secador de cabello o un cómodo vaporizador para la ropa. A diferencia de otros hoteles, aquí no tienes que llamar a housekeeping para pedir toallas o sábanas adicionales, ya que en cada pasillo podrás tener acceso a estas, sin tener que esperar.

Punto de reunión y disfrute

Otra característica del Moxy Times Square gira en torno a sus espacios comunes, los cuales también están orientados a la tecnología. Uno de sus puntos focales es el Bar Moxy, donde podrás tomar el trago insignia, el Foxy Moxy, mientras un DJ ameniza la velada. A un lado, hay salones que sirven para reuniones o para actividades privadas. Detrás del Bar, está The Pickup, una versión del grab-and-go con comidas y bebidas para llevar, si tu agenda está muy cargada para detenerte a comer algo antes de salir del hotel.

En la azotea se encuentra el Magic Hour Rooftop Bar & Lounge, con dos áreas exteriores: una que mira al Este y la otra al Oeste. La noche que lo visitamos estaba sumamente divertido con música de DJ y una gran cantidad de locales pasándola divino. Desde el lado Este hay una vista espectacular del Empire State Building, pero, desafortunadamente, esa noche estaba nublado y no se podía apreciar por las nubes. Al otro lado, se encuentra un carrusel, que es uno de los puntos más fotografiados por los Instagrammers.

El Magic Hour es el rooftop más grande de la ciudad y tiene la particularidad de tener un techo retractable que hace posible disfrutarlo durante todo el año. Cuenta, además, con un minigolf para adultos, con el sugestivo nombre de Foreplay, en el que grandes figuras de conejos en el brillante color rosado distintivo del Moxy se ven en atrevidas poses. El ambiente audaz sienta el tono de la noche.

Si visitas la ciudad y no te hospedas en el Moxy, pero decides llegar hasta el Magic Hour, puedes pernoctar por una noche en uno de sus Crashpads, que son pequeñas habitaciones que puedes reservar por una sola noche. Por $99, son ideales si te excediste de tragos o la fiesta se prolongó hasta el amanecer. Estas habitaciones solo las encuentras en el menú de los postres del rooftop.

Oferta culinaria

Además del Magic Hour Rooftop Bar & Lounge, el Moxy cuenta con el restaurante Legasea, el cual tiene espacio para 185 comensales y es liderado por el chef ejecutivo Jason Hall. Ofrece un menú ideal para compartir, especializado en mariscos. Además, cuenta con Egghead, un local que ofrece desayuno todo el día y en el que se destaca el tradicional sándwich de huevo en pan de papa recién horneado y queso fresco.

Cambio de paradigma

El Moxy Times Square, el décimo quinto hotel de la marca y el primero de los cinco planificados para esta ciudad, ha venido a cambiar las reglas del juego hotelero en Nueva York, y con su naturaleza juguetona y extrovertida busca atraer a los millennials -o a los que tienen mentalidad de esa generación- a un precio asequible y con una atractiva y robusta oferta culinaria.

Si lo visitas durante el mes de octubre, podrás participar de múltiples actividades como el 90’s Art & Crafts Night with Brooklyn Craft Company, el 23 de octubre de 7:00 a 9:00 p.m., o una clase gratuita de su serie fitness #SWEATatMoxy con Banana Skirt todos los viernes por la mañana. ¡No dejes de buscar el calendario los días en los que se presenta el DJ Ty Sunderland y otras actividades abiertas para huéspedes y locales.

AC Hotel New York Times Square: remanso en medio de la ciudad

Inaugurado en abril de 2018, el AC Hotel New York Times Square es el primer hotel en la ciudad de la cadena española AC Hotels -fundada en 1998 por Antonio Catalán. Bajo la sombrilla de Marriott International, su estilo se define por un sentido de belleza y armonía característico de sus raíces europeas. Por ello, muchos de los espacios de la hospedería, que es la primera de dos previstas por la cadena para Manhattan, están inspirados en el AC Barcelona, pero con un indiscutible toque neoyorquino. Ciertamente, aquí todos los sentidos se ponen a prueba en el mejor sentido de la palabra.

Para recodar y regresar

A su entrada, se respira tranquilidad y, con un techo de 23 pies de altura, el espacio está agradablemente iluminado gracias a una claraboya. Además, varias instalaciones de arte hacen posible que, más que un vestíbulo, el área se convierta en un oasis de calma en medio del bullicio de la ciudad. De hecho, las piezas de arte fueron especialmente escogidas para el hotel y enriquecen los interiores creados en un estilo europeo moderno con materiales como el terrazo veneciano y el bronce. Para enriquecer su tradición europea, también cuenta con una biblioteca donde puedes disfrutar de una taza de café, mientras lees un libro.

¿Qué hace al AC especial? Detalles como su localización, en el 260 Oeste con la Calle 40 -a 7 minutos de Times Square y a 9 del Bryant Park-, lo colocan en el centro de la acción de Manhattan. De otra parte, su arquitectura, concebida para que “converse” con su edificio vecino, el del emblemático periódico New York Times, comparte un auténtico y moderno espíritu de diseño, sin perder su personalidad.
El hotel cuenta con 290 habitaciones decoradas con un estilo elegante y muy europeo, y sus camas son súper cómodas. Algunas de las piezas poseen ventanales de suelo a techo y balcones privados, con vistas formidables de la ciudad. Todas ofrecen Wi-Fi gratuito, televisor de pantalla plana, escritorio y cafetera, entre otras amenidades.

En cuanto a experiencias para sus huéspedes, el hotel tiene una oferta culinaria limitada, pero muy atractiva una de las cuales se centra en Boqueria, un reconocido restaurante español que se caracteriza por su cocina abierta y que cuenta con varios locales en Nueva York y en Washington DC. Este acerca la auténtica cocina española a los huéspedes y visitantes, con desayunos, almuerzos y cenas. Puedes acceder al restaurante desde el vestíbulo del hotel o desde una terraza que da hacia la acera. Se recomienda hacer reservaciones para la cena.
De otra parte, situado en el último piso del edificio, se encuentra el Castell Rooftop Bar & Lounge, que ofrece un espacio abierto todo el año para los huéspedes y locales, que ofrece platos para compartir, happy hour y cócteles. Mención aparte merecen sus magníficas vistas de la ciudad, incluyendo del Empire State Building, que se puede apreciar desde el interior del lounge a través de ventanales.

No dejes de probar la bebida insignia del hotel, el Gin Tonic, que preparan con un agua tónica con ingredientes propietarios y la cual sirven en un vaso especialmente diseñado para el trago por el prestigioso fotógrafo y diseñador Nigel Barker, quien es, también, el embajador de la marca en Estados Unidos.

De otra parte, los huéspedes del AC pueden disfrutar de la serie Unpacked: A Conversation, la cual les permite participar de charlas con perspectivas globales sobre temas relacionados al turismo, las experiencias, la visión y el diseño, principios que dan base a la cadena española. La serie se lanzó el 24 de julio, precisamente, en el AC Hotel New York Times Square y fue moderada por Nigel Barker. En esa ocasión, contó con la participación de Rehan Choudry, fundador de A Beautiful Perspective y The Life is Beautiful Festival; y Dan Barasch, cofundador y director ejecutivo en The Lowline. Las charlas se realizarán mensualmente en localidades selectas de la marca a través del mundo, por lo que debes buscar el calendario de actividades cuando te hospedes para saber si se llevará a cabo una durante tu visita.

Próximas aperturas

Además del Moxy New York Downtown, pautado para abrir a finales del mes de octubre, ya para el primer trimestre del 2019 se espera que inaugure el Moxy New York Chelsea, en el Flower District. Este contará con 349 habitaciones distribuidas en 37 pisos, con un diseño inspirado en la jungla, mezclada con la botánica y el romance italiano. Su vestíbulo se alejará de la tradicional entrada de hotel y hará las veces de una floristería gigante, muy a tono con su localización.

Por su parte, el AC Hotel planifica la apertura de su segundo hotel en la ciudad en el Distrito Financiero. Si eres miembro del programa Marriott Rewards, puedes obtener descuentos en las tarifas.

Para reservaciones, puedes acceder a Marriott.com.