Un rincón especial en Sonoma Por Eliezer Ríos Camacho el

Ubicado en la falda de las montañas Mayacamas en el Valle de Sonoma, California, Landmark Vineyards es el epítome de una operación artesanal para producir vinos respetados por su calidad y consistencia.

Desde 1974, Landmark se ha dedicado a crear vinos de alta gama, específicamente Chardonnay y Pinot Noir. La clave del éxito ha sido desarrollar sus caldos de una selección de viñedos de la región. Y ese sentido de dar “honor a quien honor merece” se refleja en las etiquetas, pues los vinos Landmark llevan como apellido el nombre del viñedo del cual se obtuvo la materia prima.

En una mañana fresca de agosto visitamos la acogedora y espectacular instalación de Landmark, una casona con un patio que mira hacia las montañas, rodeado de flores de tan amplia variedad y colorido que invita a admirarlas, claro está, copa en mano.

Gregory Stach, enólogo de Landmark, fue el anfitrión. La visita incluyó un vistazo al proceso de embotellamiento de los vinos, de tirada exclusiva, en específico del pinot noir Hop Kiln Estate Russian River Valley 2017.

Además, extrajo de los barriles una muestra del pinot noir Rayhill 2017, mientras compartía la historia detrás de esta añada.

“El año pasado, los incendios forestales en California se extendieron hasta Sonoma y por 10 días no pudimos tener acceso a Landmark. Este vino se encontraba en su etapa de fermentación, en la cual el tiempo es decisivo. Para cuando pudimos entrar yo estaba convencido, primero que nuestra instalación se había quemado, y segundo que este vino se había arruinado por el tiempo adicional que permaneció en fermentación. La sorpresa es que estaba muy bien y ahora está añejando hermosamente. Así que el lanzamiento de este vino tendrá un significado especial para nosotros”.

Un poco de historia

Landmark Vineyards fue establecido en 1974 por Damaris Deere Ford, tataranieta de John Deere, nombre reconocido por haber sido el inventor del arado de acero y desarrollador de la famosa marca de vehículos pesados para la agricultura. En 1991, Deere Ford decide concentrarse en la producción de chardonnay y crea la primera vendimia de la etiqueta insignia Overlook Chardonnay. En 1995 se lanza Grand Detour, con el que Landmark se inserta en el mundo del Pinot Noir. En 1997, el Overlook Chardonnay 1995 entra por primera vez en la lista Top 100 de Wine Spectator, logro que repite en seis ocasiones. En 2014, debuta Overlook Pinot Noir, creado por Gregory Stach; y la etiqueta 2015 de este vino alcanza 91 puntos en Wine Enthusiast.

Los vinos Landmark se consiguen en Puerto Rico en cartas de vinos de restaurantes selectos.