Aruba encanta a los viajeros de cruceros Por Raisa Rivas Español el

Sin duda uno de los destinos favoritos de los pasajeros de cruceros que viajan al Caribe, es Aruba, y eso incluye a nuestra gente, que regresan enamorados de esa pequeña isla. Cautivarnos a nosotros con playas lindas, buena comida y clima soleado, no es fácil, porque de eso tenemos en abundancia, pero Aruba se gana su sitial porque haciendo honor a eso de ser una “Isla Feliz”, allí se pasa muy bien, sean unas horas como sucede cuando vas en barco, o unos días. Aruba es la “A”, del llamado “ABC” del Caribe, junto a Bonaire y Curazao. Esta última isla también se incluye en el itinerario de cruceros que visitan Aruba. Famosa entre otras cosas por su árbol “torcido” de Watapana o Divi-Divi, está en el corazón del Caribe, los barcos llegan directamente al puerto de su capital, Oranjestad, que está en el mismo centro. Si no haces excursiones, puedes dar una vuelta por la ciudad, donde notarás de inmediato la diferencia en arquitectura y estilo de vida de otras islas caribeñas, y sus raíces danesas, especialmente en su Mainstreet, conocida también como Caya Betico Croes, donde puedes conseguir comida local. Cerca del puerto encontrarás el Royal Plaza, Renaissance Mall y el Renaissance Marketplace, con tiendas de souvenirs, de diseñador, joyerías finas y restaurantes, y hay otras alrededor, así como museos, cines y casino. Puedes hacer un tour caminando auto guiado, para visitar los monumentos. Los lugares recomendados incluyen el Fuerte Zoutman, La Torre de Agua, varias iglesias, la Casa de la Corte y otros edificios arquitectónicos de interés. Pero no tienes que limitarte a una caminata del área. Ellos tienen un trolleys gratuitos, diseñados en San Francisco y eco amigables, que puedes usar cuantas veces desees para llegar a atracciones cercanas. Si quieres ver una de las playas cercanas, aunque hay otras playas mucho más bonitas, puedes ir caminando a Surfside Beach, que está a unos 15 minutos del puerto. Para los que quieren conocer más lejos del puerto (en realidad todo está muy cerca y tendrás tiempo suficiente para hacer excursiones combinadas), la Oficina de Turismo de Aruba recomienda ir a la parte sur, que pasa el Aeropuerto Internacional Reina Beatriz, hasta llegar a “Spaans Lagoen”, conocida también como “Spanish Lagoon”. Ese territorio protegido tiene manglares y variedad de aves. Muy cerca está Savaneta, la primera ciudad de Aruba y su primera capital, hasta 1797, y además la casa más antigua de la isla, que todavía permanece en pie. Al pasar Zeerovers, una villa de pescadores, donde compran los locales, y llegar a la carretera principal, conocerás a San Nicolás, la segunda ciudad más grande de la isla y donde se dice que nació el famoso carnaval de Aruba. Allí hay varias tiendas donde venden ron local. También allí, y muy cerca de donde vivían trabajadores de las refinerías de petróleo, hay playas. La Roger’s Beach y la Baby Beach, esta última ideal para snórkel. Aunque para hacerle justicia hay que decir que la mayoría de las playas son bellas, hay algunas que se destacan más que otras y que allí puedes hacer todo tipo de deportes acuáticos, incluyendo buceo. Aruba se conoce como “La Capital del Buceo de Naufragio” y en su costa sur hay un arrecife con más de 20 lugares para ello. Quienes deciden conocer el lado norte de Aruba, por el contrario, encontrarás el lado de los hoteles grandes y modernos, y la mayoría de los lugares icónicos. Entre ellos pueden ver el Santuario de Aves de Bubali, con más de 220 especies; el “De Olde Molen”, un molino construido originalmente en los Países Bajos en 1804 y llevado por piezas a Aruba en 1961 y la Capilla de Alto Vista, la primera iglesia Católico Romana construida allí, que permanece abierta y es un punto de encuentro espiritual. Más adelante se encuentra las ruinas y el Molino de Oro de Bushiribana Gold Mill y a menos de 10 minutos el famoso Puente Natural, que aunque colapsó en el 2005, pueden verse algunas de las piedras restantes. Ya de regreso de tu visita, puedes ver el Faro de California, con 100 pies de alto, que fue nombrado así en honor al barco California que se hundió en aguas cercanas en 1891. Para llegar al norte o al sur de la isla, puedes alquilar auto, irte en autobús o contratar un tour. Otras opciones son alquilar vehículos 4 x 4 y también abundan los tours a caballo.