Regalos para el que va en crucero Por Raisa Rivas Español el

Si estás buscando qué regalarle a algún familiar o amigo que tenga planes de viajar en crucero, aquí presentamos varias recomendaciones que siempre caen muy bien para los viajeros. Estos obsequios aliviarán su presupuesto de vacaciones y van más allá de regalar un “gift card”:

– Pagarle el depósito. Con el depósito se garantiza la reservación, y para quienes viajan, es como el momento en que se dice “ya es verdad que voy de vacaciones”. Aunque la cantidad del depósito varía (y últimamente hay muy buenas ofertas de depósito reducido), por lo general es de $250 por persona para un viaje de siete días.

– Pagarle las propinas. Estas siguen subiendo y son una cantidad que se añade al presupuesto de viajes. Dependiendo del barco, suelen ser entre $12 a $15 por persona por noche, y aunque se pagan típicamente al final del viaje, en ocasiones se requieren pre pagarlas. Tanto en el punto anterior como en este, puede obsequiarle el dinero en una tarjeta de regalo o hasta “cash”.

– Regalarle un “Paquete de Bienvenida”. Es divino encontrar en la cabina algún obsequio que puede ir desde un ramo de flores, hasta chocolates y botellas de vino o champán. Para esto y otros regalos a bordo, necesitará el nombre completo bajo el que está la reservación y comunicarse con la línea de cruceros o el agente de viajes con quien se reservó.

– Pagarle un tratamiento de spa. Estos son de los que más se agradecen, porque son relajantes y reparadores, pero no todo el mundo saca el presupuesto o el tiempo para hacerlo mientras se está en casa. Puede regalar desde un masaje hasta un tratamiento facial o corporal.

– Regalarle un pase de un día para las áreas termales del spa. ¡O mejor aún, para toda la travesía! Casi todos los barcos tienen un área con sauna, sillas relajantes, duchas terapéuticas y piscinas pequeñas de hidro masaje. Para esto cobran por día (mucho más económico que un tratamiento de spa), o puede pagar para toda la duración del viaje una tarifa total, con visitas ilimitadas.

– Pagarle un paquete de fotografías. Especialmente quienes viajan en familia querrán guardar esos recuerdos en fotos, y todos los barcos tienen diferentes opciones para esto, que pueden incluir desde paquetes solamente digitales hasta impresos o una combinación de ambos.

– Pagarle un upgrade para su cabina. También será muy agradecido, y si viajarán por ejemplo en una cabina interior, le puede regalar la diferencia en costo para una exterior o con balcón, o si estarán en una con balcón, para una suite. Esto varía por fechas, pero en ocasiones la diferencia en dinero no es muy grande, y le puede dar una experiencia distinta a su viaje.

– Obsequiarle una comida o un paquete de comidas en los restaurantes de especialidad. Ya en los barcos no es suficiente con ir a los restaurantes incluidos, hay muchas experiencias gastronómicas distintas que vale la pena probar. Eso sí, verifique el menú antes de obsequiar una cena en uno de ellos, porque por lo regular son temáticos, con énfasis en carnes, mariscos, pastas o comida asiática. También puede regalar un paquete completo que incluya la mayoría de los restaurantes de especialidad.

– Regalarle una excursión o entrada a alguna atracción. Otra idea que siempre cae muy bien es regalarle un tour. Puede hacerlo tan sencillo y económico como desee y tan exclusivo como obsequiar un tour privado con chófer y todo, hacer un tour con un chef conocido si le gusta la cocina, o a un centro de tiendas. En cuanto a las atracciones, puede investigar desde obsequiar boletos para un concierto donde el viajero haga un pre o post tour, hasta boletos para un museo o lugar de interés o tarjeta de descuento de alguna ciudad, con entrada a atracciones, y que a veces incluyen hasta transportación (las famosas city cards).