Chef boricua despunta en Food Network Por Sal! el

Mayrim Monti Carlo nunca imaginó que el pastelón que le enseñó a cocinar su abuelita en Boquerón, cuando era una jovencita, le abriría las puertas del famoso programa de cocina de la televisión estadounidense MasterChef, una oportunidad que luego la ayudó a convertirse en una personalidad del canal de televisión Food Network.

Pero también cree firmemente que la mejor receta que ha aprendido de adulta es la de nunca darse por vencida.

A esta boricua, nacida en Río Piedras y criada entre Boquerón y Mayagüez, radicada en Los Ángeles, California, la vida le ha enseñado que siempre hay formas de salir adelante, aunque se haya tocado fondo.

Eso, precisamente, es lo que quiso trasmitir durante su conferencia en Animus Summit, un evento diseñado para empoderar, inspirar y ayudar a mujeres en su crecimiento personal y profesional, que se llevó a cabo el pasado 1 de diciembre, en el Hotel Sheraton, en el Distrito de Convenciones, Miramar.

“María nos ha puesto de rodillas y poder compartir mi mensaje en este momento, ser prueba viviente de que no importa lo que te pase en la vida, nunca debes permitir que tus ansias de vivir desaparezcan, es algo que no puedo hablar sin que se me haga un taco en la garganta”, dice Monti Carlo, mientras recuerda que tuvo que enfrentarse a innumerables retos, tanto en su vida personal como profesional. Lo cuenta porque está convencida de que su experiencia puede ayudar a otras personas que pasan por situaciones difíciles y que deben saber que siempre se puede salir adelante.

“A veces hay que tocar fondo para poder impulsarse con fuerza y determinación hacia un mejor futuro. Yo sé lo que es estar sin esperanza, conozco ese sentimiento. Pero amo esa actitud de nunca uno darse por vencido. Por eso creo que Puerto Rico va a salir adelante”, agrega la chef, tras resaltar que en Animus Summit quiso dar algo que no se puede medir.

“Quiero darles esperanza. Nos encontramos en una situación de la cual poca gente puede recuperarse… pero ahí mismo es que está la belleza de ser puertorriqueño, la belleza de tener que luchar por cada aspecto de tu vida, por pequeño que parezca ser. Sabemos que podemos recuperarnos. Lo hemos hecho antes y lo haremos nuevamente”, agrega convencida Monti Carlo.

La reconocida chef añade que es una oportunidad para demostrarle al mundo que, aunque este reto ha sido uno de los mayores que hemos enfrentado, también ha sido una bendición.

“Nos ha unido a todos los puertorriqueños, los de la isla y los de la diáspora. Lucharemos por nuestra supervivencia, pero no lo haremos solos. Nos levantaremos nuevamente, con nuestras cabezas en alto, más fuertes, más unidos, invencibles”, enfatiza la bloguera detrás de IslandGirlCooks.com, donde crea recetas inspiradas en los sabores y recuerdos de su tierra natal.

Sorpresas de la vida

“Cuando tenía 24 años, después de muchos años de trabajar en restaurantes, me inscribí en un curso de seis semanas para convertirme en locutora”, recuerda Monti Carlo, aunque dice que su sueño secreto era ser anfitriona de un programa en Food Network, al estilo del programa del famoso chef Emeril, a quien admira mucho.

Pero un día, de camino a sus clases, su carro fue chocado y después de unos días despertó de un coma para encontrar que tenía varias costillas rotas y un pulmón perforado. Contra todo pronóstico, al salir del hospital, terminó su curso y en los próximos años se olvidó de su sueño y se convirtió en locutora de radio y actriz. Se enamoró, se casó y se convirtió en madre.

“Pero eventualmente todo se complicó y se puso al revés. Me divorcié, dejé la radio y me fui cuidar a mi hijo quien había contraído una infección resistente a antibióticos. Me encontré en la más oscura depresión de mi vida. Estaba desempleada, era una madre soltera y estaba muerta de miedo”, rememora Monti Carlo.

Fue en esa época que recordó su sueño. Y aunque en un momento pensó que era demasiado tarde o hasta que estaba demasiado vieja, finalmente decidió ir tras lo que verdaderamente quería.

Fue así como aprendió a cocinar de manera competitiva y luego logró una audición para entrar a la competencia de MasterChef. No ganó, pero llegó entre los cinco mejores concursantes de la tercera temporada, en la competencia culinaria liderada por el chef Gordon Ramsay. Gracias a esta experiencia, hizo la transición nuevamente al mundo culinario, preparaba caterings, daba clases de cocina, realizaba demostraciones y charlas motivacionales a través de todos Estados Unidos. Y seguía soñando con “ser una estrella de Food Network”.

Una oportunidad que llegó cuando fue invitada a participar en la nueva temporada del programa de Food Network, Help my Yelp, además de convertirse en juez en algunos de los programas más populares de la cadena, como Food Network Star, Cooks VS Cons y Chopped Junior.

“Espero que en Puerto Rico auspicien los nuevos episodios. Cuando miro este momento en mi vida, me pregunto ‘¿cómo llegué aquí?’ No recuerdo todos los obstáculos que he superado, sino las caras de la gente que me tomó la mano cuando pensé que no podía dar otro paso, los que me dieron una oportunidad, los que me desafiaron”, comenta Monti.

Más información

– Para ver algunos de los episodios que modera la chef, visita la página www.foodnetwork.com. También puedes visitar su blog http://islandgirlcooks.com/.