Cómo entretenerte en viajes largos Por Francisco Díaz el

Por motivos de trabajo, hace unas semanas tuve la oportunidad de viajar hasta Seúl, en Corea del Sur; y Tokio, en Japón, de manera consecutiva y con unas cinco semanas de diferencia. Para llegar hasta esos destinos, viajé desde el aeropuerto John F. Kennedy, en Nueva York, en vuelos sin escala que rondaron entre las 12 a 14 horas cada uno.

En esas largas horas, tuve tiempo de hacer un sinnúmero de cosas, como leer, ver películas, escuchar música, escribir, dormir, almorzar, cenar, desayunar, caminar… hasta que ya no tenía deseos de hacer nada de lo anterior mencionado. No tenía sueño, ya mi cuerpo no aguantaba estar sentado o recostado, ya mi mente no permitía ver una película completa sin aburrirme y, ni hablar de leer, ya que no quería mirar ni una sola palabra.

En esos momentos en los que ya no sabía qué más hacer, me levantaba del asiento, caminaba un rato, me estiraba, iba hasta el área de la cocina del avión y pedía algo de tomar, entre otras cosas.

La realidad es que las experiencias y la manera de pasar el tiempo en el avión varía según cada persona. Algunos prefieren dormir todo el viaje, otros ver cuatro o cinco películas corridas o leer un buen libro.

El sitio web SkyScanner brinda las siguientes recomendaciones para disfrutar de un vuelo de ocho horas o más de duración:

  1. Separa un asiento de pasillo. Esto es clave si te gusta levantarte mucho a ir al baño o para estirar las piernas.
  1. Ve preparado. Puedes llevar antifaz, tapones para oídos, un abrigo liviano, almohadas de cuello, entre otros artículos que te ayudarán a descansar durante el viaje.
  1. Muévete. Cuando se viaja por tanto tiempo, no es saludable permanecer en el asiento por largas horas. Por eso es que se recomienda pararse y moverse por la cabina cada una a dos horas. Si no lo haces, podrías desarrollar trombosis venosa profunda (un coágulo sanguíneo que se forma en una vena profunda en el cuerpo, como piernas o los muslos). De igual forma, debes estirar tu espalda, tus piernas y brazos.
  1. Hidrátate mucho. El tomar mucho líquido, que no sean bebidas alcohólicas y café, ayudará a mantener tu piel húmeda y a batallar con el temible “jet lag”.

5. Mantente entretenido. Llévate un buen libro, una revista o una tableta con películas, series o juegos.