Me sabe a nostalgia Por Paul E. González Mangual el

Hay momentos en la vida que nos marcan para siempre. Son esos instantes donde los sabores y olores que experimentamos en nuestra niñez luego son recordados con mucho ahínco en nuestra vida de adultos. La comida de la abuela, el restaurante del pueblo o el paquete de galletas que nunca faltaba en la alacena, son algunos de esos vívidos recuerdos.

Recordar es vivir

Cuenta la leyenda que la primera receta de las galletas “shortbread” las elaboró una escocesa llamada Mrs. McLintock para el año 1736. La receta tradicionalmente se hacía mezclando azúcar, mantequilla y harina, pero al viajar por toda Europa la historia cambió.

A través de los siglos, su receta fue evolucionando hasta que una empresa americana con raíces holandesas las perfeccionó, empacó y conquistó los paladares de una generación. Hasta el día de hoy se conocen como las galletas de “la lata azul”. Nuestros abuelos se criaron deleitándose con su inigualable y dulce sabor, su textura delicada y su embriagante aroma. Sin embargo, luego de muchos años en el mercado, los fundadores de la empresa fallecieron y con ellos la receta que deleitó a tantos.

La nostalgia hecha galleta

Hace más de 30 años atrás, un argentino viajó a Nueva York y conoció a una puertorriqueña que lo cautivó y con la que comenzó a moldear sus sueños. Varios años luego -una vez se establecieron en Puerto Rico-, Antonio Stakun y su esposa Carmen fundan en el 1997 la empresa Caribbean Food Products.

Además de su pasión por la repostería y buscando revivir la nostalgia de las galletas “de la lata azul”, la familia, bajo la iniciativa de su hijo Sergio, se dio a la tarea de descifrar la receta de las galletas que tanto les gustaban. Fueron muchas horas de trabajo y sobre 100 recetas, pero lo lograron, dándole vida a las Stakun’s Dutch Shortbread Cookies. Estas galletas “shortbread” son un tributo a las de “la lata azul”. Las mismas son confeccionadas con la receta original en mente, utilizando ingredientes de alta calidad y ese toque especial de nostalgia.

La pasión por la repostería sigue viva

Actualmente, Caribbean Food Products produce miles de productos al día: panecillos, bagels, quesitos, bizcochos, besitos de coco, mallorcas y otras variedades de galletas típicas. Estos se pueden conseguir en casi todos los supermercados y hoteles a través de la isla bajo su marca Global Bakery.

Pero, sin duda alguna, las Stakun’s Dutch Shortbread Cookies se han convertido en su producto icónico. La aceptación de las galletas ha sido tan buena que éstas han transcendido los parámetros de nuestra isla y han llegado a paladares por todo el mundo a través de su tienda virtual www.stakuns.com.

La misión de la familia Stakun con las Stakun’s Dutch Shortbread Cookies es una digna de admirar. Ellos lo que más desean es que en cada bocado nos podamos transportar a revivir los mejores momentos de nuestro pasado.

***Nota: El autor es un joven aguadillano, escritor del libro Thankious, foodie, adicto al café, poeta, co-creador del Coffee & Chocolate Expo y socio de PR Gourmet Products (distribuidores de productos gourmet hechos localmente). Consíguelo en Facebook o en Twitter @paulegonzalez.