Cómo reabrir tu restaurante después de María Por Beatriz Villanueva el

Luego de la pesadilla llamada María, muchos restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas dado a los daños causados por el huracán. Otros, sin embargo, han hecho de los limones limonada. Con la falta de energía eléctrica y servicio de agua, han reabierto sus puertas. Para mí, esos empresarios que han tenido la valentía de abrir sus negocios son personas admirables.

Durante las pasadas semanas he observado muchas maneras en las que pueden seguir ofreciendo servicios, a pesar de la crisis que aún estamos viviendo. ¡Recuerda, la crisis en el país no será para siempre!

Si aún no has podido abrir tu establecimiento, hoy deseo compartir contigo algunas ideas que pueden ser útiles para comenzar a ofrecer servicios y generar ingresos.

  • Diseña un horario especial, en el que puedas utilizar la luz del día para atender al público. También puedes operar solo algunos días en la semana.
  • Si cuentas con lámparas solares o linternas estas son una buena opción para iluminar la parte de adentro del negocio.
  • El agua potable la puedes conseguir en las plantas de agua. Debes llevar galones vacíos y comenzando desde .45 centavos puedes recargarlos.
  • Ya muchas distribuidoras de alimentos están haciendo entregas.
  • Si en la cocina hace mucho calor, limita el menú y solo confecciona aquellos alimentos que sean de preparación rápida.
  • En el caso de que el POS no funcione, utiliza una calculadora regular. Sí,  sé que deben de estar pensando que es algo obvio, pero en un momento de “rush” es más fácil hacer cálculos con una calculadora que mentales.
  • Ya la mayoría de los supermercados están abiertos y las filas han bajado. O sea, que puedes comprar los alimentos para la preparación de tu producto de manera menos estresante.
  • Si el negocio de comida se encuentra en una condición muy deplorable. Haz un equipo para que ayuden a la restauración del mismo. Gracias a este evento atmosférico, los puertorriqueños se han vuelto más solidarios.

Cierro, repitiendo: esta crisis no será para siempre. Levántate, rediséñate con mayor eficacia y fortaleza.  Recuerda que todos amamos salir a comer y los negocios de comida son el motor de esos deliciosos gustitos.  “See you soon”!

*Nota: La autora es fiel creyente de que el servicio es lo más importante dentro de la experiencia culinaria. Es asesora de restaurantes, con especialidad en educación y servicio. Puedes contactarla a [email protected]