Cuvée Caudalie Por Rosa María González Lamas el

Caudalie, la más famosa marca de enocosmética, tiene desde el pasado 2015 casa en Cuvée Boutique Spa, un espacio de bienestar que abrió en Puerto Rico. Allí se destacan los tratamientos que ofrecen con los productos de esta reconocida marca francesa, que lo convierte en el único spa en el Caribe que la oferta en sus tratamientos.

El poder curativo de la vid se conoce desde antes de Cristo, pero fue hace menos de 40 años que un investigador en Burdeos se percató de que la uva era rica en polifenoles, el mayor antioxidante natural. Más tarde, el consumo de vino empezó a relacionarse con una mejor salud cardiovascular, con lo que éste adquirió una nueva dimensión, de líquido placentero a  producto repleto de salud.

En 1993, el mismo investigador comparó el contenido polifenólico de las semillas de la uva descartadas en vendimia con un tesoro de pepitas de oro. Curiosos con la analogía, los bodegueros del bordelés Château Smith-Haute-Lafitte decidieron rebuscar su propia viña y lanzar, en 1995, los primeros productos enocosméticos de la marca Caudalie. Nuevos acuerdos con la Universidad de Burdeos darían paso al desarrollo de más artículos y, en 1999, a la apertura de Les Sources de Caudalíe, el primer spa de enoterapia.

La uva y su cepa son una cápsula de juventud y salud. Piel, pulpa, semilla y hasta sarmientos, hojas y escobajos poseen vitaminas, taninos, polifenoles, viniferina y resveratrol, sustancias beneficiosas al organismo y antioxidantes naturales. El resveratrol facilita la síntesis de colágeno renovando células y regenerando la piel. También se presume prevenir el crecimiento de algunos tumores. La viniferina favorece la distribución de la melanina, evitando la aparición de manchas. Los polifenoles combaten los radicales libres – fragmentos de moléculas inestables que oxidan y envejecen células y tejidos –y tienen un poder antioxidante muy superior a las vitaminas C y E.

Así, de una cepa, de las lías, fangos o bitartratos residuales en la vinificación, y también del propio vino, surgen productos para ambos sexos, como lociones corporales y para después de afeitar, aceites, sales de baño, jabones exfoliantes, leches limpiadoras, cremas de manos, aguas frutales, protectores labiales, productos capilares, geles perfumados y de baño, espumas, mascarillas, cremas relajantes, hidratantes, anti-arrugas, nutritivas, anti-estrías, adelgazantes, anticelulíticas y para el contorno de ojos.

Por su alto contenido polifenólico la mayoría de los enocosméticos procede de uvas tintas, aunque la variedad de cepa parece no influir en las cualidades de los productos. Lo que sí se presume es que las vides viejas tienen efectos más reconfortantes por tener hollejos más gruesos, con más polifenoles y antioxidantes. De hecho, la casa francesa Christian Dior ha hecho extensos estudios para sacar sus productos enocosméticos en conjunto con Château d’Yquem, cuya base son uvas blancas.

Recientemente, Cuvée reforzó su presencia en Puerto Rico con una degustación de Hauts de Smith y Le Petit Haut-Lafitte, vinos del Château Smith-Haut-Lafitte que dio génesis a la marca.

Cuvée Boutique Spa ubica en Plaza Caparra, en Guaynabo.