¡Qué rica horchata! Por Rosa María González Lamas el

El título de este post es el mismo que aparecía en los avisos de muchísimos locales en la España de hace ya algunos años, indicando que allí se vendía esta deliciosa bebida de color leche con un tono grisáceo, que conjuntamente con los granizados de limón y café formaba la trilogía indispensable de refrescos de verano, antaño bastante estacionales.

Mi papá es un aficionado a la horchata y gracias a él fue que yo aprendí desde niña también a apreciar esta bebida, que siempre procuré en mis viajes al otro lado del charco. Con el tiempo y la tecnología alimentaria esa tradición callejera fue pasando a los supermercados, donde se podía adquirir la horchata ya envasada para consumir en casa, y gracias a esa misma tecnología y a la gente de Nuevos Mercados Valencia, décadas después de que yo me tomara mis primeras horchatas en Madrid, hoy puedo disfrutarlas bien frías en Puerto Rico en cualquier momento del año.

La horchata es una bebida tradicional sin alcohol, elaborada a partir de la chufa, un cultivo ancestral que se cree originario de la región de Chuf, en Sudán y que en España se asentó bien en Valencia, donde adquirió su fama. Se dice que durante una visita del rey Jaime I a esta ciudad le ofrecieron una bebida dulce, blanca, que le gustó tanto que dijo, que eso era “oro”, y al unirse con el popular apelativo ”chata”, surgió el término “horchata”, que es un poco decir, “mira chata, eso es valioso”.

Bebida saludable, con valores nutricionales relacionados a la dieta mediterránea, la horchata tiene numerosos minerales, vitaminas y otras propiedades que hace que algunos la equiparen a otro alimento muy completo y saludable, como es el aceite de oliva. La horchata ayuda a reducir el colesterol, mejora la digestión y es buena para niños y mujeres embarazadas, y gracias a su bajo contenido sódico, es también apta para personas que sufren hipertensión.

Como el rey y como mi papá, la horchata cautivó también al puertorriqueño Daniel Rubio Rivera, quien llegó a Valencia en 2002 y se enamoró de la horchata de chufa nada más probarla. Un romance que compartía con sus amigos que le visitaban, y a quienes se aseguraba de llevar a Alboraya, una zona de la comunidad valenciana famosa por su horchata, ya que cuenta con un clima y suelo idóneos para el cultivo de la chufa.

Alboraya es la tierra Horchata El Cosechero, un negocio familiar que comenzó a elaborar horchata de chufa valenciana en 1971. Allí José Panach fue un líder de la industria horchatera diseñando equipo para facilitar la recogida de la chufa y produciendo horchata, que los consumidores podían disfrutar en su propia horchatería, una especie de “coffee o soda shop” dedicado a esta bebida.

Así surgió la Horchata Panach, una bebida que pretende resaltar el respeto por la receta tradicional de la horchata, cuidando la selección de las chufas, para lo que tiene cultivos propios. Un dato importante es que esta horchata se elabora con chufas certificadas por el Consejo Regulador Chufa de Valencia, lo que es una importante garantía de calidad y origen.

Daniel y su esposa Carmen Tos, valenciana, se percataron que en Puerto Rico no había horchata de chufa, a pesar del creciente interés del mercado por unos hábitos alimenticios más saludables. Con esto en mente, hicieron a la horchata de chufa el eje de su propia reinvención empresarial, y a la de Panach, el de su negocio.

Hace poco más de un año y medio hicieron el primer embarque de horchata a Puerto Rico, donde los consumidores pueden encontrar la Horchata Panach en Supermercados Selectos, SuperMax, Econo, Pueblo, y otras tiendas como Panadería España en Isla Verde, Rincón Ibérico cerca del Morro, en el Viejo San Juan. Se espera que sigan creciendo los puntos de venta de este rico, refrescante y saludable producto, que no sólo se bebe líquido, sino que algunos también emplean como ingrediente de cocina, y ni les cuento lo delicioso que se torna cuando se convierte en helado de horchata.

***La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente, así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com Magacín.