Me fui pa’ la barra Por Tatiana Hernández el

Por lo que has leído en mi blog, debes saber que yo soy del #TeamBacalaíto. Pero, te tengo que admitir que a veces mi cuerpo pide clemencia y lo tengo que tratar bien.

No creas que en días así me como una ensalada; NO. Pero sí me puedo tomar un juguito refrescante que por lo menos me haga creer que estoy haciendo algo bueno por mí.

En mi lista de lugares ‘must visit’, estuvo por mucho tiempo la barra de Básico Juguería, en Santurce. Y admitiendo que nunca he sido de buscar estas cosas naturales y saludables, la brillantez de los jugos que vi en Instagram me hicieron la boca agua.

En este tiempo de sequía, tomar agua es un lujo que muchas veces sólo calma tu sed por un rato. Pero en Básico, los jugos cold press, que Joann y Roy hacen a diario, también sacian la necesidad de frescura en tu paladar. Te aseguro que una vez pruebes las mezclas de aquí, le vas a pichear a todos esos jugos enlatados o embotellados con porquerías químicas y azúcares imprudentes.

No me vengas con excusas de que no te atreves a tomar un juguito de esos verdes que saben a tierra y a grama recién cortada. No te estoy hablando de eso, aunque también los ofrecen y mi primer ‘cordial’ verde tenía hinojo (fennel), piña y jalapeño. Admito que estaba sabroso.

También te tengo que hablar de un menjunje de piña fresca, jengibre, pepinillo y limón, que según Joann es “súper hidratante, anti-aging y anti-inflamatorio”. Yo solo sé que estaba bien rico.

También tienen el brebaje de Kombucha. Por si no sabes lo que es, te explico que es una bebida basada en té fermentado con bacterias, azúcar y levadura. Supuestamente, se le conoce como el “Immortal Health Elixir” de los chinos… Si lo vas a probar, te recomiendo que ordenes un shot a ver si te gusta. Y te digo que no es malo, pero con un chin de jengibre baja mejor.   😉

En la barra de jugos, también puedes comer y aunque -vuelvo a lo mismo- no estoy recomendando nada en su rol de ser saludable, te recomiendo el cebiche de coliflor. ¡Cómetelo para que veas lo liviano que vas a salir! Es como comer sin cargo de conciencia… ¡Qué cosa!, ¿verdad?

Anyways, cualquier mezclita de jugo que hagas, va a ser bien fría. Las batidas son bien cremosas y los platos son bien ricos. Estos muchachos cumplen un año de servir jugos a los santurcinos el 7 de julio celebrando con frescura y ojalá que con un bembé también.

OJO: Están de vacaciones hasta principios de agosto.

***Aquí no se cuentan calorías. En Ñom Ñom, solo cuenta el sabor que encontramos en esos espacios pequeños, en ocasiones desconocidos, pero que enamoran por su atmósfera e inconfundible sabor. Llámenle fonda, chinchorro, kiosko, guagüita, cafetería o como quieran, la autora -amante de las carnes rojas y el pan- los encontrará para compartir su fascinación por estos tesoros culinarios, donde a veces no hay ni dónde sentarse. Comunícate en Twitter: @aboutaplate o en Instagram (@aboutaplate). Recuerda usar el hashtag #ÑomÑomPR.