Me sabe a galletas crocantes Por Paul E. González Mangual el

Muchos tenemos gratas memorias de aquellos tiempos en la infancia cuando la abuela inundaba la cocina con el dulce aroma de galletitas acabadas de hornear. Cuando ese perfume azucarado penetraba nuestra nariz, sabíamos que iba a ser un gran día. Son momentos como estos, los que dos hermanas gemelas -Natalie y Nicole Tapia- han decidido recrear con su empresa.

Esta nace de un sueño compartido y de un gran amor por la cocina. Desde sus días en la universidad, ambas sabían que en su futuro iban a ser dueñas de su destino con un negocio que deleitara los paladares de todos los puertorriqueños. Pero, a pesar de tener metas claras, no estaban seguras cuál era el campo culinario en el que se enfocarían.

Así que mientras tanto, decidieron trabajar en diversos restaurantes -donde cubrieron todas las bases- para tener más experiencia en la industria y encontrar su verdadera pasión en el mundo de la gastronomía. En un giro inesperado, en 2009 tuvieron la oportunidad de elaborar el bizcocho del ‘baby shower’ de su primo y fue en ese momento cuando encontraron que la repostería era su llamado.

De esta forma nace Flor de Maga Cuisine, una empresa que confecciona pastelería fina utilizando ingredientes locales, frescos y sin preservativos. Cabe mencionar que su nombre proviene de la flor que nos identifica como nación, una que prospera de un árbol alto, de tronco grueso y de hojas rojas y brillantes; árbol autóctono de nuestra isla.

Entre sus creaciones se encuentran las orquídeas, una galletas de mantequilla con una textura crocante y rellenas de sabores tropicales y exóticos como la guayaba, dulce de leche y crema de avellanas. Es una combinación particular donde se mezclan los sentidos creando una sinfonía de sabor que debemos vivir para contar. Entre sus otros productos -que también llevan nombre de flores- se encuentran: azucenas (galletas de chocolate), miosotis (galletas de limón), lirios (bizcocho mojado en amaretto o brandy), gardenias (bizcocho de zanahoria) y las suculentas (dulces típicos bañados en almíbar).

Este es sólo el comienzo de una dulce aventura empresarial que han emprendido estas dos valientes hermanas gemelas. Ya sus productos se encuentran en diversos cafés del área metropolitana y cuenta un espacio semanal todos los viernes en el lobby del MCS Plaza. Al igual que la flor que representa su empresa, Natalie y Nicole, han comenzado a florecer en el campo culinario con sus creaciones y muy pronto germinaran tan alto y tan brillante como la Maga Grandiflora.

***Nota: El autor es un joven aguadillano de 28 años, adicto al café y socio de PR Gourmet Products (distribuidores de productos gourmet hechos en Puerto Rico). Consíguelo en Facebook o en Twitter @paulegonzalez.