El valor de servir Por Beatriz Villanueva el

“Fuimos al campo un día, más pudo el interés que el amor que te tenía”.  Así dice un refrán muy popular. Bueno, así lo decía mi mamá y mi papá, vegalteños de corazón.

Y partiendo de esta premisa, quiero aprovechar para abundar un poco sobre el VALOR DE SERVIR. La habilidad para servir aplica a todo tipo de personas o negocios, pero en este caso me dirijo al servicio que se ofrece en un establecimiento de comida.

La palabra valor tiene muchos significados pero en este caso aplica esta definición.  “VALOR: Importancia de una cosa, acción, palabra o frase” y “SERVIR: atender al público en un restaurante, comercio, etc.” y  “Ser algo o alguien apropiado para cierta tarea, actividad”, según el diccionario Word Reference.

Amparándome en  mi criterio y experiencia trabajando con diferentes restaurantes, el valor del servicio es el motor que motiva a todo un equipo de trabajo a mover el negocio de punto A al punto B. Es la chispa suprema (como dicen en la película Transformers) que activa ese deseo de dar lo mejor de ese lugar a los clientes.  Y es la razón por la que ellos regresan.  Cada parte del restaurante o establecimiento de comida se trabaja diferente. En esta ocasión, enfatizaré en el equipo de servicio.

Si nos paramos en la posición del dueño de un restaurante, su expectativa es que su negocio genere dinero. Y es lo que muchos quisieran, pero cuando hablamos del valor que tiene el servicio, entiendo que se debe comenzar por crear una cultura que gire alrededor de esto. (Luego, en otra ocasión les estaré hablando sobre eso). Si el dueño tiene la habilidad de transferir a su equipo de trabajo el AMOR por ofrecer un excelente servicio, créanme que las ventas van a volar más alto de lo que imaginan.

Ahora bien, si lo vemos desde el punto de vista de un empleado, aquí la cosa varía, porque: existen empleados que trabajan sin ganas, como el refrán que mencioné al principio y se olvidan del compromiso hacia ese negocio. También está el empleado que sí ama lo que hace y cumple con sus responsabilidades a cabalidad. De estos necesitamos muchos; están WANTED.

Si el gerente tiene la dicha de reclutar un staff de trabajo que cumpla y entienda lo que es valor del servicio y ofrezca a sus clientes estas características: entusiasmo, gentileza y respeto, me place informarles que tiene suerte, porque son pocos.

Pero no todo está perdido, porque si el equipo de trabajo que tienes ahora mismo está falto de conectar con sus clientes, la solución más certera es entrenarlos para que su foco principal sea ofrecer un buen servicio. Y a la que ellos entiendan que esta herramienta también los va a beneficiar a generar más propinas, aumentar las ventas y podrán tener más horas de trabajo, se van a comprometer a ofrecer el mejor de los servicios.

Si se fijan todo está entrelazado y todo tiene la misma importancia: el valor por el servicio te llevará por el camino del éxito. Con mucho cariño les ofrezco esta sugerencia. Y según el refrán, para mí el amor (a servir) ganó.

Si quieres saber más información sobre cómo adiestrar a tu equipo de trabajo, y crear una cultura de servicio, me puedes escribir [email protected].

***Nota: La autora es fiel creyente de que el servicio es lo más importante dentro de la experiencia culinaria. Es asesora de restaurantes, con especialidad en educación y servicio. Fundadora de BEA Solutions, empresa dedicada a la asesoría de restaurantes. Puedes contactarla en facebook.com/beasoultionspr.