Cinco vinos y un festival Por Rosa María González Lamas el

Un año más, y con éste van 18, la Cámara Oficial Española de Comercio de Puerto Rico celebró su tradicional festival enogastronómico, que este 2015, como el pasado año, tuvo su cita en el atrio del Museo de Arte de Puerto Rico, donde estuvimos gracias a la gentil invitación de sus organizadores.

Esta actual y muy exitosa edición superó todos los récords de asistencia, lo que por un lado es positivo, pues un mayor número de personas se expone a los sabores de España, pero por otro no siempre permite disfrutar cómodamente de todos los ingredientes del evento, que a momentos puede tornarse un verdadero pandemonium.

Yo me incluyo entre el grupo que prefiere catar y degustar sin multitudes para poder apreciar mejor los vinos y aprender un poco más sobre lo que hay tras ellos. Así que en la medida que pude abrirme paso por el maremágnum de asisentes, intenté probar novedades de las cuales les comento cinco que me parecieron interesantes.

Si uno de mis “descubrimientos” del 2014 fue la selección de vinos de la bodega alicantina Tarima Hill (La Bodega de Méndez), con tintos de excelente relación precio-placer, este 2015 se estrenó con un Tarima Hill blanco fresco y delicioso, que no conocía. Otro vino que me gustó mucho fue el José Luis Ferrer Reserva (Vinos de Mallorca), un tinto mallorquín afrutado y bastante pulido que ensambla uvas como la tempranillo, la syrah o la cabernet sauvignon con otras autóctonas de las Islas Baleares como la mantonegro o la callet. Otro vino que me llamó la atención fue el Artuke Pies Negros (Cien Vinos), un tinto de la Rioja alavesa a base de tempranillo y graciano que me sorprendió por su mineralidad, potencia, con una estructura más robusta que casi permitía masticar la uva y el terruño. Un vino con mucha personalidad.

La mencía es una de mis variedades predilectas y me alegró hallar entre los stands el Pago de Valdoneje (Toma!), un tinto del Bierzo que había probado hacía tiempo y que me alegró saber está ahora disponible en Puerto Rico. Un vino elaborado con cepas centenarias y que es un excelente ejemplo de que un ambiente más relajado y pausado habrían ayudado a apreciarlo mejor.

Por último, me gustó mucho un tinto de Bodegas Vizar, una bodega que trajo dos vinos que cautivaron, un 100% Syrah, y un syrah/tempranillo a medias que fue mi favorito por su buena fruta, estructura, frescura y pase aterciopelado por el paladar. Vizar nace en Tudela de Duero, una zona próxima a Valladolid, pero fuera de la DO Ribera del Duero, cuyas viñas han sido reconocidas desde hace siglos por su gran calidad. Los vinos de Vizar vienen de la mano de Fine Wine & More, un nuevo importador que se estrena en la escena vinícola portoricensis.

Mención aparte merece la participación de cinco bodegas de la DO Ribeiro que, como contamos ya en este blog, estuvieron en Puerto Rico el pasado noviembre y ahora regresaron a la Isla para dar seguimiento al contacto inicial con consumidores e importadores prospecto, y que en este Festival ampliaron la divulgación de sus productos a nuevos catadores. Finca Viñoa, Casal de Armán, Viña Costeira, Ramón do Casar y Bodegas Gallegas fueron las actrices de este ejercicio que se espera pronto rinda frutos introduciendo nuevos vinos a este mercado.

Cabe destacar que este 2015, el Festival otorgó mayor prominencia al aceite de oliva, uno de los productos agroalimentarios más importantes de España. Como parte de ese destaque los importadores que tienen aceites de oliva en sus carteras dieron a degustar sus zumos de aceituna bajo marcas como Naturvie, Oligueva, Núñez de Prado, Borges o Betis.

Una deliciosa novedad fue un ejemplo práctico de las aplicaciones gastronómicas del aceite de oliva, de lo que dieron muestra Betis y el chef Javier Cuesta del hotel Gran Meliá, quien encantó a todos con sus creaciones de salmorejo con atún y aceite de oliva extra virgen infusionado con vainilla, y helado de aceite de oliva servido sobre galleta de aceite de oliva y Coronado con chocolate blanco con matices de azafrán. Divinísimo.

***La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.