¡La mejor ensalada Caesar ever! Por Crystal Díaz Rojas el

El 2015 lo recibí en Boston, en un corto viaje con uno de mis mejores amigos en el que más que otra cosa fuimos a disfrutar de restaurantes, coctelería y cervezas locales. Una tarde, en el restaurante The Abbey en Cambridge, decidí pedir una de las cosas más sencillas del menú, ya que llevaba días comiendo platos serios como una loca. “Charred romaine Caesar salad” leí y bueno, la pedí.

Para nuestra sorpresa, llega este plato enorme con una cabeza de lechuga romana entera y sin picar, con la salsa caesar por encima y queso parmesano rallado. Cuando la mesera se va, le digo con tono de queja y broma a mi amigo, ‘¡Contra! ¿Pero es que no la pudieron ni picar?’. Así que procedo a cortar un primer pedazo. Oh my God! ¡Qué rico! Resulta que no la pueden picar porque la lechuga la ponen en un grill y coge ese sabor mágico que solo el grill puede dar, mezclado con el dressing de Caesar y el queso, pretty much es imposible fallar. Así que acá te dejo la súper sencilla receta:

 

Ingredientes:

 

–          Una lechuga romana por persona (si es enorme, pues para dos)

–          Caesar dressing de tu preferencia (a mí me gusta el de Litehouse Caesar Caesar)

–          Queso parmesano fresco

–          Aceite de oliva

–          Pan (el que venden en Costco multigrain, me mata)

 

Procedimiento:

 

–          Cortar cuadrados de pan, untar aceite de oliva con una brochita y meterlos en el horno o grill para que se tuesten y formen crutones.

–          Una vez estén listos, agarrar las cabezas de lechuga romana, untar un poco de aceite de oliva con la brochita y poner en el grill en unos 350 grados, hasta que se le marquen las líneas, minuto y medio por cada lado, dos minutos máximo. Esto es para que agarren el sabor del grill; si lo dejas más tiempo se ponen mongas y se pierde la magia.

–          Sacar del grill, colocar en un plato para servir individualmente, colocar los crutones al lado, derramar el dressing sobre la lechuga (a gusto) y finalmente, rallar queso parmesano.

Enjoy!

*** La autora es boricua, foodie y viajera del mundo. Es fan de probar restaurantes nuevos e inventar en la cocina utilizando ingredientes de calidad mayormente locales, orgánicos y sin procesar.