De brunch por Santurce Por Crystal Díaz Rojas el

¡Feliz Año 2015! El primer post del año se lo dedicaré a una de las cosas que más me gusta hacer: disfrutar un buen brunch.

Aunque preparar brunch en la casa y que te visiten amigos y familia es nítido, siempre es bueno salir de vez en cuando a probar nuevos sabores e inventos. Acá comparto un listado de mis sitios predilectos para brunchear en el área de Santurce, con algunas recomendaciones de platos. Si se me está quedando alguno sin reseñar aquí, te invito a que me escribas a [email protected] y lo compartas conmigo. Créeme que me encargaré de probarlo y reseñarlo si me gusta. En otro momento, daré recomendaciones de otros lugares fuera del barrio santurcino.

  • Nonna – ¡Riquísimo! No dejes de probar las tostadas francesas que hacen con un pan brioche hecho en casa, relleno de almendras y frutas que sorprenden el paladar con cada bocado. Los benedictinos son muy buenos y las papitas rojas que sirven de side son adictivas.
  • Gallo Negro – ¡OMG! El mac and cheese con langostinos está fuera de liga. Además, sus tostadas francesas en pan de mallorca y con ron barrilito son otra cosa. Este lugar tiene una de las mejores selecciones de licores y sobretodo whiskey, BTW…
  • Abracadabra – Un clásico. Creo que la combinación de ambiente, platos grandes, música en vivo y decoración son los que hacen de Abracadabra un lugar muy atractivo y visitado. Los huevos revueltos con vegetales y queso de cabra son muy buenos y las tostadas francesas con frutas encima, también. El truco está en llegar temprano, tipo 9:45 a.m. para conseguir estacionamiento y mesa de inmediato. Sino, hay que esperar, pero sarna con gusto…
  • Tostado* – Una joyita escondida. ¡El breakfast bowl me encanta! En un mini caldero, colocan espinacas, verduras variadas, queso de cabra y dos huevos fritos a caballo. Muy rico y saludable. Además, tienen panes artesanales de coco, ñame y otros inventos.
  • Blonda – Rico. Las tostadas francesas de Blonda están en mi top 3 de las mejores de toda el área metropolitana. Las preparan con un pan grueso y las doran con un tipo de caramelo o azúcar antes de servirlas, por lo que quedan crujientes por fuera y blanditas por dentro.
  • Café Marquesa – Otra joyita espectacular. Este restaurante cuenta con un equipo joven que quieren hacer las cosas bien. Sus huevos benedictinos y florentinos son riquísimos. Sus pancakes, de los mejores que he probado y con los cuales varían constantemente desde blueberries hasta red velvet. No dejes de probarlos.
  • Departamento de la Comida – Si quieres experimentar nuevos sabores y dejar que te sorprendan con inventos completamente distintos y saludables, pasa por este negocio en Trastalleres. No hay un menú fijo, porque se prepara de acuerdo con lo que llegó de la cosecha. Aquí fue que probé mis primeros pancakes de calabaza y también mi primer huevo de pato (¡Riquísimo!). Es un lugar muy casual y relax; no tiene aire acondicionado pero sí mesas grandes, productos frescos y un equipo joven que está loco por enseñarte a comer distinto y bien que vale la pena.

Enjoy!

*** La autora es boricua, foodie y viajera del mundo. Es fan de probar restaurantes nuevos e inventar en la cocina utilizando ingredientes de calidad mayormente locales, orgánicos y sin procesar.