Vino y Sushi Por Rosa María González Lamas el

Los sabores más familiares de Japón se tornan puente de entendimiento al mundo a través del vino, con los nuevos viernes de sushi con los que el restaurante East Asian Bistro se apodera los terceros viernes de mes de La Bodega de Méndez, en unas sesiones en las que el consumidor no sólo podrá tener una alternativa divertida de almuerzo, sino también una oportunidad para descubrir nuevos vinos y aprender sobre el arte de armonizar vinos y alimentos a través de una concepto que ya se ha vuelto global.

El tercer viernes de cada mes, La Bodega de Méndez en Guaynabo ofrecerá la alternativa de degustar el menú de EAST @ La Bodega preparado especialmente para sus clientes y amigos. Los fanáticos de sushi podrán optar por el servicio “takeout” o consumo en sus facilidades, todos sugerencias armonizables con las etiquetas recomendadas por la empresa de vinos.

Los amigos de Méndez nos invitaron a conocer este proyecto, cuyo objetivo de este proyecto es educar al consumidor mostrándole la aptitud del vino para armonizar un amplio abanico de comidas, y brindarle también la oportunidad de tener nuevas experiencias que les ofrezcan  mejores herramientas para seleccionar los vinos adecuados al visitar un restaurante. Sandro Giulimondi, Director de Vinos de Méndez, recalcó el compromiso de la empresa con la educación como el trampolín para que el consumidor pueda demandar los vinos más apropiados en los restaurantes y de esta forma estimular a los locales a mejorar sus ofertas vinícolas.

Como parte de la presentación de esta nueva etapa de viernes en La Bodega de Méndez, el sumiller condujo una sesión orientativa sobre las consideraciones más importantes en el maridaje de vinos y sushi, un alimento que definió como bastante delicado y sencillo, pero generalmente con tonos minerales, salinos y especiados, a partir de sus complementos como el wasabi y la salsa soya. Acidez, salinidad y amargor son las sensaciones más marcadas del sushi, que sugieren una armonía por similitud, con lo cual en el ejercicio se propuso un quinteto de vinos definidos por su alta acidez, mineralidad e incluso algo de tanino, como posibles parejas de una selección de preparaciones bastante clásicas.

Los vinos sugeridos pasaron por un Kentia Albariño (aromático, fresco y salino), un Fantinel espumoso rosé (un espumoso de pinot noit, afrutado y con buena estructura), un Vesevo Falanghina (aromático y ligero), un riesling alsaciano Gustave Lorentz (cítrico y algo untuoso), y un chileno Pinot Noir TH de Undurraga (más estructura que los blancos, pero con pizcas ahumadas, metálicas y más ligero que otros tintos).

Riesling y espumosos fueron los acompañamientos más versátiles para las propuestas de East Asian Bistro: wok noodles, spicy tuna and spicy salmon, hot California roll, volcano roll, and loin roll.  El riesling contrastó su tono cítrico para apaciguar los tonos picantes de algunos rolls, el espumoso fue bien con hot California roll crujiente y con queso, el albariño fue idóneo con el sushi coronado con un volcán de cangrejo, y el pinot noir se engarzó a la perfección con el loin roll, con carne.

Cada jornada tendrá vinos diferentes para apreciar y emprender un juego de armonías que hará que los viernes con sushi, nunca sean aburridos.

El próximo evento de East @ La Bodega de Méndez será el próximo viernes 17 de octubre, ofreciendo tanto servicio de take-away como opción de consumo en el local, comenzando a las 12 del mediodía hasta las ocho de la noche.

*La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.