Mis vinos del 2013 Por Rosa María González Lamas el

Este 2013 he catado algo más de mil vinos de todo el mundo. En eventos, en viajes, en catas, en casa. De todo precio y nivel. De uva y de mosto concentrado. Jóvenes, sazonados con chips de roble, enmarcados en duelas o envejecidos en barricas. Muchas nuevas etiquetas que no conocía, y otras, botellas conocidas y algunas a las que soy muy fiel. Vinos espectaculares, dignos, mediocres, otros que no llenaron mis expectativas y algunos tan poco memorables que terminaron sazonando algunos guisos.

Cuando usted quiere aprender de vinos nada mejor que catar mucho y diverso para poder aprender, no sólo a forjarse un paladar, sino a discernir lo aceptable, de lo bueno, de lo mejor, de lo sobresaliente y lo genial. En la medida, claro está, que el presupuesto lo permita.

Al aproximarse el final de este año y luego de pasar revista por mi baúl de los recuerdos de cata, quiero compartir con los seguidores de Divinísimo en Sal! un escogido de los que considero han sido mis vinos memorables de 2013. No los he seleccionado sólo porque su calidad avale una valoración excepcional, sino más bien porque se me han quedado grabados en la memoria, sea porque han sido descubrimientos interesantes, porque son vinos raros o escasos, elaborados con uvas poco conocidas, porque han mostrado una buena evolución con los años o simplemente porque han sido experiencias de degustación únicas. Sobre algunos hemos hablado a lo largo de 2013 en Divinísimo, asi que también les invito a revisar nuestras historias de este pasado año.

Y es que Divinísimo ya cumplió un año. Así que, un brindis por él y todos los Sal! Fans… ¡Felices Fiestas y Próspero 2014!

 

Espumosos

Ninguno de mis espumosos memorables de 2013 provino de Champagne. Más bien, fueron sorpresas y novedades de otras regiones.

Mar de Frades Brut (DO Rías Baixas, España) – uno de los primeros espumosos de albariño que comenzó a comercializarse a fines de 2012, cuando el CRDO Rías Baixas autorizó esta nueva categoría en su reglamento. El vino es sencillamente divino. Conserva la tipicidad de los vinos de uva albariño, pero con burbujitas, creadas con método de segunda fermentación en botella, igual que el champán. Refrescante e idóneo para el clima boricua. El Hórreo de V. Suárez distribuye otros vinos de Mar de Frades.

Avarizza Rosé 2012 (Mendoza, Argentina) – El proyecto Avarizza es la fusión del talento de dos jóvenes enólogos en Mendoza que decidieron emprender una producción vinícola con uvas de viñas de la familia. Entre éstas había una cepa muy singular, la canarí, una variedad francesa que cayó en desuso y que ellos retomaron para elaborar vinos rosados desde 2008. Este espumoso rosado elaborado mayoritariamente con esa uva (80% canarí, 20% chardonnay), fue una grata sorpresa vinícola no sólo por su originalidad, sino porque es verdaderamente delicioso. Elaborado con método tradicional de segunda fermentación en botella, este espumoso no se explaya en aromas, pero cautiva por su burbuja fina, estructura y untuosidad, matices afrutados, además de por una divina y justa pizca de dulzor que lo hace imperdible. Es el único espumoso de canarí en Argentina.

Lagarde Espumante Dolce (Mendoza, Argentina) – Un 100% moscato bianco demi-sec, simplemente regio, que la bodega Lagarde elabora a la usanza de los Asti Spumante, con método charmat y que tiene una burbuja muy fina y un dulzor muy justo. Espectacular.

Santa Digna Estelado (Chile) – un proyecto de Bodegas Torres Chile que rescató la uva país para la elaboración de vinos finos y con el que se ha construido una iniciativa sostenible para ayudar a los agricultores. El Santa Digna Estelado Rosé tiene un alegre color asalmonado, despliega una fina y persistente burbuja, regala una nariz muy floral y con recuerdos a pera, y en la boca es muy fresco, salino y sin amargores que dejan algunos espumosos.  Es un espumoso alegre, que no cansa, invita a persistir disfrutándolo hasta terminar la botella y es perfecto para cualquier celebración y para armonizar muchas comidas. Hechizante. Plaza Cellars distribuye otros vinos tranquilos de Bodegas Torres Chile.

Caves Geisse 2009 (Brasil) – Un blanc de noirs 100% pinot noir con evocaciones cítricas y mucha finura en boca y nariz que a ciegas podría hacerle pasar por un champán.

Batasiolo Metodo Classico 2007 (Piamonte, Italia) –  Impresionante espumoso italiano con el método de segunda fermentación en botella a partir de un 75% Chardonnay y un 25% Pinot Nero (pinot noir). El vino se estrena con una nota de bollería en nariz que prosigue con tonos cítricos, a manzana verde, algo de miel, almendras y muchas flores. Con burbuja fina y excelente acidez que le confiere frescor, el vino es redondo, complejo y elegante y gana complejidad en copa. La Bodega de Méndez distribuye otros vinos de esta bodega.

 

Rosados

Les Clans (Côtes de Provence, Francia) – un vino que forma parte del proyecto Château d’Esclans, de Sacha Lichine, que busca crear en los vinos rosados tonalidades en el paladar que los asemejen a vinos que van de blanco a tinto. El Les Clans es fragante a flores y vainilla, estructurado y graso en boca, adictivo y versátil. Distribuye: Plaza Cellars.

 

Blancos

Ratiño 2010 (Galicia, España) – Uno de los vinos más interesantes y con más personalidad que probé en 2013 fue este blanco, elaborado con uva ratiño, una cepa autóctona gallega olvidada. Un vino muy goloso, con una espléndida boca con buen cuerpo sin llegar a ser untuosa, y una pizca de oxidación que le confiere una enorme complejidad. El vino tiene matices mentolados, a anís, muchas notas de flor blanca, recuerdos minerales a talco y piedra y recuerdos de frutas tan variopintas como la pera, el melocotón, el melón y el membrillo. Un vino escaso, que sale como vino de mesa (ya que esta uva no está amparada en la DO Rías Baixas) y de la mano de esa gran bodega de Rías Baixas que es Forjas do Salnés, que ha recuperado esta variedad para disfrute de todos.

Nivarius 2012 (DOCa Rioja, España) – un vino 50% tempranillo blanco y 50% viura de cepas viejas. Había probado varios vinos íntegramente de tempranillo blanco, una uva que es mutación de la tempranillo tinta, pero no siempre me parecieron logrados. Este Nivarius parece acertar con el ensamblaje y su elaboración, para regalar un vino untuoso, con estructura, matices en nariz que van de los cítricos al melocotón al maní tostado y que tiene mucha persistencia en copa y boca.

Catena Zapata White Stones 2009 (Mendoza, Argentina) – Un blanco de chardonnay de Catena Zapata fundado en esa milimetrización de terroirs que lleva a recorrer el viñedo en siete momentos diversos para cosechar. Un vino complejo, grande, robusto, donde las notas tostadas persisten, entre notas tropicales a piña, pero siempre manteniendo un gran frescor. Un vino potente, con mucha fruta, procedente de un viñedo de altura. La Bodega de Méndez distribuye otros vinos de Catena Zapata.

Altares de Postmarcos 2010 (Vino de la Tierra de Barbanza e Iria, España) – A pesar de que se le identifica más bien con las Rías Baixas, la albariño es una cepa blanca esparcida por toda Galicia, donde se expresa con matices diversos. Barbanza es una pequeña indicación geográfica con apenas un par de bodegas, y casi adyacente a Rías Baixas.  Allí esta la bodega Entre Os Ríos, con una filosofía de volver a los albariños de antaño, ésos que no se bebían recién embotellados. Es precisamente el trazo que empieza a demandar el consumidor actual y caracteriza a este vino, que también realiza una cuidadosa fermentación maloláctica, para suavizar acidez sin restar frescura. Un vino limpio, color dorado, con gran untuosidad en boca, fiel reflejo de su crianza en lías, una textura aterciopelada pero fresca, que envuelve una deliciosa nota oxidativa reflejo de su evolución, con perfecto equilibrio entre acidez y alcohol.

Piatelli 2012 Torrontés (Cafayate, Argentina) – La torrontés es una de los secretos mejor guardados de Argentina y Piatelli, asesorada por el gran enólogo argentino Robero de la Mota, una de las más jóvenes bodegas de la provincia de Salta. Un blanco menos explosivo a nivel aromático, pero más elegante y complejo, siguiendo la línea más en onda mineral de los grandes Rieslings alemanes. Un torrontés con volumen, contenido en nariz, pero expresivo en boca donde se desliza con untuosidad por el paladar, con finesse y elegancia.

Cellers Unió PX Blanco 2011 (DOCa Priorat, España) – Un excepcional vino de Cellers Unió, excepcional tanto por su rareza, al emplear la Pedro Ximénez en solitario, como por su calidad y personalidad. Abundante antes de la filoxera, la PX es una uva que se está empezando a recuperar en Priorat. Este vino fermenta en roble y pasa siete meses sobre lías. Entrega matices tostados y a almendra en nariz, mientras que en boca entra con una nota dulce y termina con un perfil muy salino y persistente. Un vino complejo, erudito.

Chaupi Estancia 2010 (Yaruqui, Ecuador) – Este vino a partir de la uva palomino fino pertenece a las primeras viñas plantadas en Ecuador hace cerca de dos décadas. Lo singular de este vino es que hayan escogido una cepa que se emplea para elaborar vinos fortificados de Jerez, y que en muchos lugares de España se ha ido arrancando por considerársele una cepa de volúmenes y poco fina para la elaboración de vinos tranquilos. Aparentemente, la variedad se ha aclimatado bien a Ecuador, un país con poquísima producción vinícola. Estas dos circunstancias hacen a este vino en cierto modo una rareza. Es un blanco muy ligero, no demasiado aromático, con algunas notas a flor de naranjo y tonos minerales a piedra, tampoco muy afrutado, pero bastante bien construido, agradable en boca y con una buena acidez.

St. Urbans-Hof Bockstein ockfen Spätlese 2011. St Urbans-Hof. Mosela. Este maravilloso blanco de Riesling conjuga a la perfección dulzor y acidez en un vino donde prevalecen con sutileza y elegancia los recuerdos florales y la mineralidad de la piedra. Un vino fresco, bien equilibrado y, lo mejor, a un precio excepcional. Este es un vino de la bodega homónima, una propiedad familiar fundada en 1947, con viñas de generaciones, en la que luego se desarrolló un vivero que se destacó por su trabajo con la riesling. La familia fue responsable de la introducción de la riesling en Canadá a principios de la década de 1970, sirviendo de estímulo a la incipiente industria vinícola de ese país.  Distribuye: La Bodega de Méndez

Coche Redoma 2010 (DOC Douro, Portugal) – Un vino de la factura de Dirk Niepoort con intensas notas minerales al mejor estilo de los blancos alemanes. Flor de naranjo, algunas notas de caramelo, un final especiado en un blanco complejo, elegante, que hace fermentación maloláctica y es grande y con óptima acidez. La Bodega de Méndez distribuye otros vinos y oportos de Niepoort.

Albariño do Ferreiro Cepas Vellas 2003 (DO Rías Baixas, España) – Cepas Vellas no es sólo una de las joyas de albariño sino uno de los grandes blancos de España y el mundo. Si usted cree que los albariños son sólo vinos para beber jóvenes, éste es el mejor ejemplo que no es así. Este vino con una década a cuestas estaba impecable, complejo, con mucha estructura, aún vivo y pocos matices de oxidación. Se elabora a partir de cepas de albariño con más de 200 años. B. Fernández distribuye los vinos de Albariño do Ferreiro.

 

Tintos

Pesquera 1975 (Región de la Ribera del Duero, España) – Pesquera es la marca que puso a la Ribera del Duero en el mapa internacional. Pero este vino lo elaboró el gran Alejandro Fernández cuando aún la Ribera del Duero no se había creado como denominación de origen, algo que sucedió en 1982. Una rareza esta botella de tempranillo castellano, que a pesar de sus casi 38 años, aún sorprendió por su fragancia y capacidad de aguante en botella. Plaza Cellars distribuye los vinos de Bodega Alejandro Fernández.

Colomé Altura Máxima, vino experimental (Colomé, Argentina) – Atraído por las viñas de altura en sus diversos proyectos por el mundo, en Colomé halló el multimillonario suizo Donald Hess no sólo los viñedos más altos de sus dominios, sino también los del mundo: “Altura Máxima”, una viña a 3,111 metros de altitud, donde de manera experimental se ha plantado uva y elaborado un vino extremo con cepas de apenas cuatro años de plantadas, que de momento es eso, experimental y sin planes de comercialización. Veinticinco hectáreas que apenas han rendido 300 botellas de malbec excepcional y experimental que regalan un vino inédito y aún por desarrollar más, de color muy intenso que cautiva en la nariz, donde conviven finos matices minerales y suaves ciruelas, fresas y frutas de baya negra. Un vino  que resalta la mineralidad y los balsámicos como el eucalipto, el anís, el regaliz y los recuerdos de bajo monte en un perfil muy fresco, pulido, y casi de tinta china por donde luego aparecen notas torrefactas, florales y muy terrosas.  Un vino excepcional, con mucha personalidad y de muy, muy alta gama.

Torroja Vi de la Vila Ronçavall 2011 (DOCa Priorat, España) – probablemente ningún vino me emocionó en 2013 tanto como éste de Cellers Ripoll Sans Cal Battlet. Un gran vino. Absolutamente sublime, emocionante y con alma. Complejo y muy aromático, en su nariz convivieron notas minerales a grafito, a frutas rojas como la frambuesa fusionadas con otras tropicales como la guayaba y la fruta de la pasión, a un bouquet garni de hierbas como el tomillo o la lavanda, con un fin especiado en boca en un vino potente, bien estructurado, pero súper fino. Un vino inolvidable, elaborado íntegramente con cariñena muy vieja.

Gratavinum del Coster 2007 (DOCa Priorat, España) – Apenas 450 botellas de 100% cariñena centenaria, de las primeras replantadas luego de la filoxera, que elabora la familia Cusiné (Parés Baltà) en el Priorato. Un vino de gran nivel, en extremo elegante en nariz y boca. Recuerdos a tierra húmeda, hierbas de sotobosque y de huerto, caramelo cristalizado, grosellas, y un punto de cuero en un vino complejo, fresco, largo en boca y con mucha finesse que le acredita el rango de vino de culto. La Cava de Serrallés distribuye otros vinos de Gratavinum.

Anselmann St. Laurent 2011 (Pfalz, Alemania)- Una interesante oportunidad para descubrir la cepa St. Laurent, una tinta que se cultiva casi en exclusiva en la región alemana de Pfalz, donde en los últimos años ha evidenciado un importante aumento en superficie de cultivo. Este vino mostró una untuosidad algo infrecuente para el estereotipo tinto alemán de pinot noir. Un vino muy fresco y floral, con recuerdos a violetas y flores rojas.

Turnbull Black Label Reserva Cabernet Sauvignon 2009 (Napa Valley, California). Un Cabernet Sauvignon con algo de malbec y petit verdot de parcela con una plétora de fruta oscura en nariz y mucha estructura y mineralidad que ameritan guarda para disfrutarse en esplendor. Distribuye: La Bodega de Méndez

Macán 2009 (DOCa Rioja) – probablemente el estreno más esperado del año fue la llegada del nuevo proyecto de Bodegas Vega Sicilia en Rioja y como tal, más quizás que las propias características del vino fue el hecho de poder probar el vino en primicia. Macán es un tempranillo con buena estructura y expresividad aromática, con un buqué que tiene notas más marcadas de su crianza en barrica, con especiada nuez moscada, buena fruta, carnosidad y redondez. Este vino se envejece al 70% en roble nuevo francés y el restante en roble de un uso. Se comercializa sin contraetiqueta de envejecimiento. La Enoteca de Ballester distribuye otros vinos de Vega Sicilia.

Buçaco Tinto 2004 (Portugal) – Dirk Niepoort es probablemente el productor más internacional de Portugal. Adora, además, los inventos vinícolas así como la uva baga, una de sus favoritas y enseña de la región de Bairrada, muy conocida también por sus vinos espumosos. El interesantísimo Buçaco es precisamente una conjunción de vinos de Bairrada y el Dão con una base de uva baga, de Bairrada, y touriga nacional, de Dão. Estructura fina, muy buena acidez, mentolados, balsámicos y un largo retrogusto caracterizan a este vino potente y muy persistente.

Altocedro Año Cero Tempranillo 2012 (Mendoza, Argentina) – Contrario a lo que pueda pensarse, la tempranillo no es una anécdota recién llegada, sino una uva ya afincada en Argentina donde es la quinta variedad más plantada y existen tempranillos centenarios. Muy bien adaptada a zona de La Consulta, las tempranillos de Altocedro una bodega fundada por inmigrantes libaneses, tienen algunas entre 40 y 50 años de vida. 30% de este tempranillo pasa ocho meses en barricas de roble americano y revela un tostado agradable y aterciopelado, con una nariz de piruleta y mucha amabilidad en el trago.

Benegas Lynch Cabernet Franc 2006 (Mendoza, Argentina) – Soy súbdita de la cabernet franc y de este monovarietal de cabernet franc absolutamente excepcional que nace de cepas prefiloxéricas con 120 años que no han sido injertadas y que se riegan mediante inundación. Se trata de algunas de las cepas de cabernet franc más antiguas del planeta. Muy bajos rendimientos, bayas minúsculas y 18 meses de crianza en barricas de roble francés. Sus matices afrutados ya con tonos de cereza en licor, se envuelven con tonos florales y balsámicos, en un vino aterciopelado y elegantísimo, que a pesar de sus siete años de vida aún muestra mucha estructura y potencial de recorrido. Un vino de clase mundial.

Andeluna Pasionado Cabernet Franc 2007 (Valle de Uco-Mendoza, Argentina) – Andeluna fue una de las primeras bodegas en elaborar cabernet franc monovarietales en Mendoza. Este impresionante cabernet franc pasa 18 meses en roble francés nuevo y 12 más en botella, y revela una combinación de frutas rojas maduras con tonos de pimiento morrón, chocolate y eucalipto. Un tinto grande, que es un dechado de estructura, elegancia y potencia. Michel Rolland es el consultor.

El Porvenir de Cafayate Tannat 2003 (Cafayate, Argentina) – Impresionante vino aún muy entero, con notas licorosas, recuerdos a higo, ciruela, abundante eucalipto, vainilla regaliz y recuerdos a cedro. Un vino opulento y con mucha estructura, con muy buena acidez y chispa, indicios todos de que aún tiene mucho camino por recorrer.

Augusto Pulenta Valbona Tradición Bonarda 2010 (San Juan, Argentina) – La bonarda es otra uva a la que empieza prestársele atención como monovarietal y produce vinos con muchos matices florales. Éste es un tinto que se elabora con chips de madera y que es fino, elegante, especiado, afrutado y con sutiles torrefactos en nariz.

Terras de Toro 2009 (DO Toro, España)  – La línea Terras de Javier Rodríguez agrupa los vinos más personales del elaborador, que busca expresar no sólo su filosofía de manejo de la madera como un justo y pulido sazón y no como un ingrediente dominante en la receta de vinos, sino también la esencia del terruño donde se originan sus uvas. El Terras de Toro 2009 es un magnífico ejemplo de que no todos los Toro embisten. La tinta de toro es una variante de la tempranillo, de baya más pequeña, color más concentrado y mayor intensidad frutal, que madura antes y que en la década del 1980 comenzó a tratarse con nuevos criterios enológicos para que rindiera vinos más amables, mejor estructurados y más elegantes. El Terras de Toro es un vino tan complejo como tan pulido. Abundante en frambuesas, frutas negras y grosellas que casi pueden masticarse, la esencia del terruño se siente en sus recuerdos minerales y a hierro que conviven con notas ahumadas y a regaliz que se deslizan con cuerpo, pero como terciopelo por el paladar, para regalar un vino potente y concentrado, pero pulido, elegante, e inequívoco de esas cepas viejas de Toro que les dan vida. Distribuye: La Bodega de Méndez

Propiedad 2010, Bodegas Palacios-Remondo (DOCa Rioja) – Un hermoso vino de la factura de Alvaro Palacios que transpira Rioja desde que se vierte en copa y que muestra la pasión que el enólogo tiene por la garnacha, que en este vino ha pasado de un 60% a un 97% de manera impecable, y quizás en anticipo a Valmira, su muy esperado 100% garnacha. El Propiedad 2010 procede de viñas de entre 25 y 90 años en Rioja Baja. De brillante color rubí, es fresco, emana alegría, con un velo de vainilla recubriendo una nariz de jalea de grosella y cereza con delicadas pizcas especiadas y notas a delicadas castañas tostadas. En boca es fácil, elegante, equilibrado y finísimo, totalmente diverso a la línea de tintos opulentos, sino más bien en la dirección estructural de la finura borgoñona o el terciopelo en el paladar que apela a los Riojas más clásicos pero sin las notas amaderadas que les caracterizaron antaño, a pesar de no dominar la tempranillo. El Propiedad es un vino que no se filtra y que sale sin contraetiqueta de envejecimiento. En boca ofrece una plétora de sutiles especiados y tostados conjugándose con la fruta, en una ecuación tan lograda que hace imperceptibles sus 14.5% grados de alcohol. Plaza Cellars distribuye otros vinos de Bodegas Palacios Remondo.

Picos de Cabariezo 2010 (Vinos de la Tierra de Liébana, España) – Una de nuestras grandes sorpresas vinícolas fue sin duda este tinto roble que ensambla 90% mencía y 10% syrah. Además de esta mezcla inusual, lo interesante del vino es que se elabora en una de las zonas menos divulgadas y prolíficas de España, Cantabria, que también cuenta con uvas y vinos que se comercializan con indicaciones geográficas como Vinos de la Tierra de Liébana, bajo la cual se ampara este Picos. La Compañía Lebaniega de Vinos y Licores cuenta con apenas ocho hectáreas, entre las cuales hay algunas cepas de hasta 150 años, y el apoyo enológico del berciano Raúl Pérez, uno de los enólogos más dinámicos y atrevidos del panorama vinícola español. El Picos busca amalgamar la tradición en viñas con otras más jóvenes y la aplicación de la ciencia moderna, para llevar a un nuevo nivel la tradición productora casera que había en esas tierras. Así, este tinto roble que se cría en roble francés usado por seis años y que luego pasa un año en botella, se hace fácil, fresco, con mucha fruta en nariz y apenas alguna pincelada de su crianza en madera.

Séries Tinta Francisca (Douro, Portugal) –  Real Companhia Velha, una de las más antiguas bodegas portuguesas lanzó la serie Séries, para presentar botellas con menos extendidas, confiriendo novedad a buenos precios. Probé este vino cuando aún era experimental, pero me atrajo porque nunca había probado un monovarietal de Tinta Francisca. Éste tiene algunas notas que evocan crianza a pesar de no tener pase por madera. El vino realiza una prolongada maceración pre-fermentativa a baja temperatura, y en su buena estructura conviven notas especiadas y jugosas notas de frambuesa.

Hexagon 2008. (Vino Regional Setúbal, Portugal) – Un tinto de la colección privada uno de los íconos de la enología portuguesa, Domingos Soares Franco, que ha cautivado la atención de la crítica, que le ha posicionado entre los mejores vinos de Portugal. Un blend de touriga nacional, touriga francesa, trincadeira, tannat, syrah, tinta cão de color rubí brillante que se expresa con mucha grosella, matices torrefactos a café y almendra tostada.

El Nord 2009 (Comarca del Priorat, España) – el especialista en vinos Sandro Giulimondi escogió la comarca del Priorat para elaborar su primera etiqueta, un vino en el que busca reflejar lo que él entiende gusta al paladar puertorriqueño. La arquitectura en copa de El Nord se revela con intensos tonos granate, una plétora de frutas de baya roja madura por donde se pasean el cassis y las cerezas en licor, pizcas ahumadas, fragante vainilla y tentador enebro, que desembocan en una boca potente, elegante y con mucha estructura que traslada al paisaje agreste de su génesis, envuelta por pizcas de cascarilla de cacao en un vino robusto pero aterciopelado y con largo camino aún por recorrer. Directo, con estilo, sin florituras y un verdadero espejo del paladar boricua. Muy logrado. Distribuye: La Bodega de Méndez

Clos d’Agon Merlot (Catalunya, España) – Tanto en tinto como en blanco Clos d’Agon es una de las grandes bodegas de Cataluña y este Merlot fue muy especial precisamente por ser un vino elaborado allí pero que no se comercializó. La merlot es una de las uvas que emplea la bodega en sus ensamblajes tintos, pero que en esta ocasión decidió elaborar en solitario. Afortunadamente, la responsable de su elaboración conservó alguna botella que maravilló a mi paladar en una divertida comida familiar en su residencia. Opulento, fino, lleno de fruta madura, cuidadas notas de crianza en madera, este tinto me sedujo por su gran estructura y elegancia. Nada que envidiar a un gran Burdeos. Otros vinos de Clos d’Agon están disponibles en Bodegas Compostela.

Louis Martini Lot 1 2009 (Napa Valley) – un Cabernet Sauvignon de viñedos excepcionales, envejecidos en barricas que se designan por lote, un vino con notas muy florales y minerales a grafito, mucha fruta negra, tonos de chocolate, jugoso y carnoso, muy pulido en boca, bien equilibrado entre madera-fruta-alcohol, y muy elegante. Distribuye: Bodegar-CC1

Mas Borràs 2010 (DO Penedès, España) – uno de los pocos pinot noirs que se elaboran en España y además uno sobresaliente. El vino que se caracteriza por su elegancia, redondez y sedosidad, nace en la parcela Santa María de Miralles en el Alto Penedès catalán y conjuga a la perfección una boca muy afrutada, un deliciosamente marcado carácter especiado y una seductora nota torrefacta en su final. Distribuye: El Hórreo de V. Suárez.

Dulces

José María da Fonseca Moscatel de Setúbal 1903 (Portugal) – a pesar de que los vinos fortificados de Portugal son los de Oporto, hay un conjunto menos conocido a nivel internacional pero valoradísimo por la crítica que son los moscateles de la provincia de Setúbal, bastante cercana a Lisboa. Este año pude probar un Moscatel de Setúbal de 1903, ¡más de 100 años! del que huelga abundar en notas de cata, salvo decir que por su longevidad es un objeto de colección, uno de vinos simplemente rarísimos e inolvidables. La Enoteca de Ballester distribuía los vinos Lancers de esta bodega.

 

Carta de Vinos

Inaugurada apenas este noviembre en el área de la Plaza del Mercado de Santurce, Bodega Las Tablas, una tapería al mejor estilo de las tascas españolas, se destaca por contar con una de las cartas de vino mejor conceptualizadas de nuestras escenas gastronómica y económica, con una muy interesante y lo suficientemente variada selección que conjuga vinos clásicos de España, con algunos buenos ejemplos de la modernidad de algunas de las zonas emergentes más pujantes del país, abarcando uvas y denominaciones de origen menos divulgadas en nuestro mercado, sin excluir botellas de algunas otras zonas productoras del mundo. Habiendo logrado esa muy buena selección, a la carta de Bodega Las Tablas hay que resaltarla también por su respeto al bolsillo del consumidor, haciendo de sus fantásticos precios por botella un aliciente lo suficientemente importante como para patrocinar este establecimiento y estimular el consumo de vino. Yes, we can! Se puede ganar con el vino sin clavar los precios. Bravo por Bodega Las Tablas.

*La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.