Llegó Ron Abuelo Por Rosa María González Lamas el

Estoy feliz. Ultra feliz. Cuando lo vi en el Plaza Cellars Fine Wine Celebration, no pude contener mi emoción. Finalmente, Ron Abuelo -uno de mis rones favoritos- llegaba a Puerto Rico.

Sabía que ya hace tiempo había conversaciones con otro distribuidor para traer esta joya de Panamá a la Isla, pero al distribuidor le digo hoy: error dejarlo escapar. Afortunadamente, Plaza Cellars nos trae un regalo magnífico para los Reyes Magos, aunque igual llega a tiempo para Santa Claus, pues se espera que aunque se programa que las primeras botellas arriben a los estantes locales este enero, si hay suerte, igual el cargamento llega a tiempo para Nochebuena.

En cualquier caso, les confieso que desde que probé por primera vez este ron hace algunos años en Panamá, me volví súbdita suya, pues lo considero en extremo elegante en el paladar y también muy femenino. Afortunadamente, por lo que escuché en el evento y se ha seguido comentando en las redes sociales, Ron Abuelo ha cautivado también al sexo masculino, que aguarda con ansias como yo, la disponibilidad de las botellas en nuestros principales establecimientos.

Ron Abuelo es el producto estrella de Varela Hermanos, una empresa que se fundó en Pesé en 1908 como el primer ingenio azucarero de Panamá. Fundada a mediados del siglo XVIII, a unos 300 kilómetros de la capital, la ciudad de Pesé se localiza en la provincia de Herrera, en el lado Pacífico del país, principal productora de caña de azúcar, cultivo que centra la actividad de su población.

Para la década del 1930, Varela cambio su modelo empresarial para añadir también funciones de destilación y añejamiento de rones con melaza y jugo de caña, lo que hizo que Panamá tuviera por vez primera una empresa nacional dedicada al ron. Los incentivos fiscales otorgados por el gobierno hicieron que alrededor del 1936 se empezaran a añejar estos destilados.

Ron Abuelo nació entre 1950 y 1960. En 1999, coincidiendo con el crecimiento del mercado ronero en Panamá y el interés internacional por los rones añejos, la empresa decidió reformular el Ron Abuelo para incrementar notablemente su producción y propiciar su comercialización internacional, restringida hasta entonces al mercado nacional.

Abuelo sigue el concepto château o estate de los vinos, porque a sus facilidades de producción las rodean 1,500 hectáreas de cañaveral. Cuatro tipos diversos de caña abriga este territorio, cuya zafra comienza una quincena después de las últimas lluvias y se extiende aproximadamente desde mediados de enero hasta abril.

Los rones de Abuelo mantienen un estilo bien definido de suavidad en boca, lo que los hace sumamente fáciles al trago, un estilo que persiste de etiqueta a etiqueta, y versátiles para las mezclas en coctelería. De ahí que la empresa realice muchos esfuerzos de educación a los profesionales detrás de la barra.

Al igual que sucede con muchas viñas, uno de los principales esfuerzos de investigación y desarrollo de Ron Abuelo se cifra en el cañaveral, en el que están investigando cómo hacer la caña más ecológica y más amigable con el ambiente. Ellos ya no queman la caña concluida su zafra, sino que la cortan y utilizan los cogollos como combustible.

Ron Abuelo tiene varias etiquetas, de las que se dieron a degustar el Añejo, el 7 Años y el Centuria en Fine Wine.

Ron Abuelo Añejo: Un ron que se envejece durante 5 años en barricas de roble francés de un uso en Bourbon. Tiene 37.5 grados prueba (40 grados en el mercado de los Estados Unidos) y representa el 80% de las ventas de ron de la empresa. Se destaca por su abundancia de vainilla y notas a almendra, miel y pasa con un punzante estallido de sensación alcohólica en nariz, y otro en el dorso de la lengua donde concluye con un final potente y unas picantes notas que dejan una sensación electrificante.

Ron Abuelo Añejo 7 Años: La empresa utiliza un sistema de solera para mezclar sus rones. En éste las notas avainilladas se sobreponen a las afrutadas, y persiste la punta de alcohol en nariz, donde se percibe más agresivo y penetrante. Con notas más ahumadas en boca, a pesar de su entrada intensa, concluye con un fin picante, pero difuso.

Ron Abuelo Añejo 12 Años: Un ron mucho más equilibrado en nariz, donde aparecen más pasas sultanas, notas de miel, mucho caramelo y también naranja. Es un ron “más masticable”, con suavidad en boca, especiado, pero más elegante.

Ron Abuelo Centuria: un producto que se estrenó en 2010 como respuesta a la búsqueda de productos más premium, cónsonos con el crecimiento de ese segmento en el mercado de licores, y también un poco en conmemoración al primer siglo de la empresa. El cautivante Centuria sigue la línea de suavidad que define a los de la destilería, que en esta etiqueta se destaca por su elegancia y esa combinación de potencia, finura y final especiado. El Centuria ensambla los rones selectos de las reservas más antiguas de Varela, envejecidos hasta por tres décadas en barriles de roble blanco, que luego forman parte de la “Reserva de la Familia”, ensamblados al mejor estilo de las soleras jerezanas. El ron es delicado, envolvente, con una suave persistencia casi de pequeños impulsos eléctricos, y mantiene una congruencia con sus matices en nariz y boca. Intenso en nariz, pero con una sensación alcohólica mejor integrada. Mantiene el perfil avainillado, pero aparecen también caramelos, pasas, canela, nuez moscada,  notas de cacao, una punta yodada que le confiere matices de amontillado, donde surgen nueces, hijos, más vainilla, algo de ahumado, y notas florales a lirio.

¡Bienvenido, Ron Abuelo!

*La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.