Un pedacito de Colombia en Puerto Rico Por Glorysselle López el

Hace 6 meses, abrió en Rio Hondo, Bayamón, el acogedor restaurante Love Café. Éste se especializa en comida típica colombiana. En mi aventura de buscar nuevos sabores y ofertas gastronómicas en la Isla, me dirigí al lugar.

Fuimos recibidos muy amablemente por nuestra mesera. Rápidamente, nos ubicó en la mesa en la que pasaríamos la velada degustando una interesante propuesta de sabores. En principio, nos llamó la atención el peculiar menú. En este los platos se identifican con nombres muy particulares: Cariñito, Abrazos, Gozo… Todo a tono con el nombre del local.

Entre los platillos livianos o para comenzar estaban la Esperanza, que son chorizos parrilleros en salsa de mostaza; la Verdad, bruschettas en pan pita acompañados de tomates frescos, albahaca y queso, y el que veníamos buscando, el Gozo, que son nada más y nada menos que las populares empanaditas colombianas rellenas de pollo, acompañadas del escurrido. Crujientes y sabrosas. El plato es para compartir, porque vienen 6 empanaditas grandes.

Como plato principal ordenamos un Cariñito, una arepa rellena de carne desmenuzada con salsa rosada y queso mozzarella. Se puede combinar con ensalada o arroz con fríjoles. Cabe recalcar que en esta sección del menú, todas las opciones pueden salir con arepas, patacones (tostones) o pan pita. El Cariñito estaba muy sabroso y también en una muy buena porción.

También, ordenamos uno de los platos típicos colombianos: la Bandeja Paisa. Llevaba tiempo queriendo degustar esta ricura. Este plato es para campeones de verdad porque incluye arroz, fríjoles, chorizo, madurito, carne desmenuzada, chicharrón, aguacate, huevo frito y una arepita.

Para terminar, ordenamos como postre un Bocadillo; un rollito de pasta de guayaba, relleno de arequipe (dulce de leche) y polvoreado con azúcar. Muy buena opción para cerrar con un toque dulce.

El menú está lleno de muchas otras opciones, entre ellos desayuno y hamburguesas; y muchos detallitos para los amantes de la comida colombiana como el pan de bono, pan de yuca, ajiaco, empanadas, buñuelos, papas chorreadas, salpicón y obleas, entre otros. Cabe recalcar que este restaurante ofrece a su clientela productos nativos de Colombia.

La experiencia en general fue muy buena dentro de un ambiente relajado y tranquilo. El servicio fue excelente y la comida muy deliciosa.

¡Buen Provecho!

*La autora se describe como “madre, mesera, bloguera, ‘food writer’ y fotógrafa (wannabi)”. Le encanta compartir sus experiencias y descubrimientos gastronómicos. Puedes leer más sobre ella en: www.riquisimopr.com.