Oda a la comida criolla en La Casita Blanca Por Glorysselle López el

Este singular restaurante lleva abierto más de 30 años, deleitando con su sabor tanto a puertorriqueños como a turistas. Sin embargo, nunca había despertado mi curiosidad hasta que comencé a seguirlos en Facebook, donde pude observar las fotos de su menú.

El pasado domingo, tenía antojos de carne guisada, así que nos dirigimos en familia hacia el lugar. El restaurante está situado en la calle Tapia en Santurce. Al entrar al local, nos encontramos con una réplica de una sala de antaño y una canasta llena de frutos frescos.

Nos recibieron amablemente y nos dirigieron a nuestra mesa con manteles de vinil, como las antiguas fondas solían tener. Todo alrededor remonta a esos años y nos hace recordar a los abuelos. Rápidamente, nos agradaron con asopao de pollo para entonar. También, llegaron a nuestra mesa los bacalaítos fritos… por la casa.

Ordenamos rápidamente nuestros platos. Carne guisada con arroz blanco. La carne estaba tierna y muy gustosa. Además, ordenamos las patitas de cerdo con garbanzos, acompañadas de arroz blanco, y el bistec encebollado con arroz blanco y habichuelas. Todos los platos salieron con tostones y una raja de aguacate. Esperábamos el típico sabor de la sazón criolla, pero no fue así. El sabor de la salsa de tomate sobresalía por encima del tradicional sofrito… del ají dulce, del recao; elementos claves de nuestra cocina.

Para terminar, ordenamos la cazuela de batata y el flan de vainilla. Los dos estaban servidos en porciones para compartir. El flan de vainilla estuvo delicioso. Tras el postre, nos obsequiaron un “shot” de chichaíto deseándonos salud, dinero y amor.

En general, la experiencia fue buena, aunque esperaba que fuera mucho más placentera. Los empleados muy amables, pero deberían estar más orientados al detalle (mesas limpias a la hora de sentar los comensales, ponerse de acuerdo entre ellos sobre quién va a atender las mesas, etc…). Personalmente, les voy a dar otra oportunidad. Quisiera vivir lo mismo que he leído o escuchado acerca de las visitas de otras personas. Tal vez, ese domingo no fue el mejor día.

¡Buen Provecho!

*La autora se describe como “madre, mesera, bloguera, ‘food writer’ y fotógrafa (wannabi)”. Le encanta compartir sus experiencias y descubrimientos gastronómicos. Puedes leer más sobre ella en: www.riquisimopr.com.