Ocean Park Café, una verdadera sorpresa culinaria Por Glorysselle López el

Siempre es bueno descubrir nuevos lugares. El sábado pasado, me topé con el restaurante Ocean Park Café. Un espacio acogedor y tranquilo que no lleva mucho tiempo abierto. Los dueños de este restaurante comenzaron a reestructurar este lugar apenas hace unos dos meses para convertirlo en lo que es hoy.

El menú del lugar no es extenso, pero es dinámico; cambia según los ingredientes frescos de la temporada. También tienen una gran variedad en su “juice bar”. Preparan mezclas de jugos de fruta y vegetales frescos para darle un “boost” al organismo. Tienen para aliviar el “stress”, ayudar la memoria y hasta para ayudar al sistema digestivo.

Tan pronto llegamos, nos invitaron a probar la sangría de sandía (watermelon). Muy refrescante y con un tenue sabor a licor; perfecta para este calor.

Como plato principal, ordené el pollo con ensalada orgánica y hummus rosado. ¡Wow! La presentación del plato fue excelente; la combinación de colores, espectacular y la porción, adecuada. Sirvieron una jugosa pechuga de pollo a la plancha, picada en lascas sobre una cama de hummus rosado (con remolacha). El hummus estaba exquisito y el sabor que le dio el toque de remolacha, ¡perfecto! La ensalada orgánica estaba compuesta de espinaca, “cherry tomatoes”, nueces y queso fetta con una deliciosa vinagreta balsámica. Me encantó el plato; tanto, que espero lo tengan en el menú cuando vuelva de visita.

Mi acompañante ordenó el mero con salsa de alcaparras y tomate acompañado de quinoa de pimientos rojos y zanahoria. ¡Espectacular! El filete de pescado estaba bañado en la salsa de alcaparras y tomates, perfectamente balanceada. El quinoa… ¡Simplemente riquísimo! Aunque es un grano que no todos saben preparar, el chef logró que quedara tierno y que el sabor de los pimientos rojos rostizados y la zanahoria se sintieran en perfecta combinación.

Para terminar esta casual, pero deliciosa degustación, ordenamos el flan de batata. Tengo que confesarles que no me gusta la batata, pero este flan estaba para pecar. La consistencia y el sabor eran perfectos.

La experiencia en general fue excelente. Las meseras muy atentas en un ambiente “cool”. Cabe resaltar que en Ocean Park Café sirven desayunos y tienen una variedad interesante de tapas. Están localizados  en la Calle Loíza, esquina Los Baños. Les recomiendo que vayan por la avenida McLeary, ya que la Calle Los Baños es de una dirección, subiendo por el Yogen Früz.

¡Buen Provecho!

*La autora se describe como “madre, mesera, bloguera, ‘food writer’ y fotógrafa (wannabi)”. Le encanta compartir sus experiencias y descubrimientos gastronómicos. Puedes leer más sobre ella en: www.riquisimopr.com.