Terras de autor Por Rosa María González Lamas el

Conocía hace años el trabajo del enólogo español Javier Rodríguez, pero confieso que me ha sorprendido el nivel que han alcanzado los vinos que ha estrenado en el mercado de Puerto Rico y que he tenido la fortuna de catar con otras dos venus del vino y Amador Pastor, gerente de mercadeo internacional de Grupo Valsanzo, quien ha estado no hace mucho por la Isla para presentar un nuevo blanco verdejo sobre lías que Rodríguez elabora en la DO Rueda, y dos tintos verdaderamente magníficos con que estrena la línea Terras de Javier Rodríguez, y que han capturado en la botella la esencia de dos de mis uvas favoritas  -mencía y tinta de Toro-  y dos de mis zonas de vino predilectas  -Toro y Bierzo-, ambas en esa gran tierra de Castilla León.

Por casi una década, he seguido el trabajo dedicado de Javier como elaborador de vinos de Grupo Valsanzo, un pequeño emporio que ha ido extendiendo sus tentáculos por diversas denominaciones de origen españolas, en un nicho que busca calidad-precio-placer. Hoy, sus proyectos trascienden incluso la frontera del Duero hasta llegar a otra zona que me apasiona, la del Douro portugués, pero son estos nuevos Terras castellanos los que creo consagran su trabajo en el mercado de Puerto Rico.

La línea Terras de Javier Rodríguez agrupa los vinos más personales del elaborador, que busca expresar no sólo su filosofía de manejo de la madera como un justo y pulido sazón y no como un ingrediente dominante en la receta de vinos, sino también la esencia del terruño donde se originan sus uvas, algo que logra con creces en ambas etiquetas. Cada copa del Terras de Toro y Terras del Bierzo me trasladó a estas dos regiones productoras castellanas que me gustan tanto y con las que estoy bastante bien familiarizada.

El Terras de Toro 2009 es un magnífico ejemplo de que no todos los Toro embisten. La tinta de toro es una variante de la tempranillo, de baya más pequeña, color más concentrado y mayor intensidad frutal, que madura antes y que en la década del 1980 comenzó a tratarse con nuevos criterios enológicos para que rindiera vinos más amables, mejor estructurados y más elegantes. A pesar de ello, amedrentan aún a muchos porque les persiste el estereotipo de los Toro como vinos demasiado rudos y potentes. A quienes piensen así les recomiendo dejar de lado su prejuicio y probar este Terras toresano de Javier Rodríguez, que es un vino tan complejo como tan pulido. Abundante en frambuesas, frutas negras y grosellas que casi pueden masticarse, la esencia del terruño se siente en sus recuerdos minerales y hierro que conviven con notas ahumadas y a regaliz que se deslizan con cuerpo, pero como terciopelo por el paladar, para regalar un vino potente y concentrado, pero pulido, elegante, e inequívoco de esas cepas viejas de Toro que les dan vida.

Por su parte, el Terras de Bierzo 2009 es otra sorpresa de terruño y uva, que se estrena algo hermético en nariz, pero luego va dejando sobresalir en aroma y gusto una mencía del Bierzo, de libro, con su pequeña nota de reducción, notas florales a violetas, y un recuerdo a punta de lápiz y pizarra, que se intensifican con la fruta en boca y anticipan un vino que podrá tener un largo tiempo de guarda y que a la par es muy fresco, cónsono con el perfil de los vinos del noroeste atlántico español. Este vino se elabora con cepas centenarias y prefiloxéricas de mencía y se trabaja con roble húngaro y es un verdadero best buy considerando su precio de $ 22.10. El Tierras de Toro ronda los $ 32 lo que también constituye una excelente compra considerando que se ubica en el top de los vinos de Toro disponibles en nuestro mercado.

Estos vinos se consiguen en La Bodega de Méndez, donde también hay otros de la factura de Rodríguez, incluido un blanco verdejo criado sobre lías que también debuta en Puerto Rico, fermentado y criado en madera, lo que le confiere una mayor untuosidad y un perfil más en la onda mineral que herbácea y tropical que caracteriza a otros verdejo más jóvenes y frescos, y que le hace incluso muy apto como acompañante de algunas carnes y guisos.

*La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.