Wines from Europe, Wines from the Mainland Por Rosa María González Lamas el

Y el “Southern Hemishere”. ¿Se entiende? Creo que sí. Así se divide la carta de vinos del nuevo restaurante Mi Casa que el famoso cocinero José Andrés ha abierto en el Ritz-Carlton Reserve de Dorado Beach y que ha armado de forma impecable Lucas Payá, el director de vinos de los restaurantes del cocinero, quien ha pasado los últimos meses moldeando el proyecto local.

Es un verdadera fortuna para Puerto Rico que alguien tan experimentado como Lucas tenga este contacto con la Isla. Antes de colaborar con José Andrés, trabajó mucho tiempo en elBulli, modelo de excelencia e innovación gastronómica internacional, lo que le brinda una visión amplísima y experimentada para construir localmente una selección de vinos de altísimo calibre que, además, tiene óptimas condiciones de conservación. La de Mi Casa es una cava acristalada que asemejaría a un acuario donde en vez de peces hay abundancia de botellas interesantísimas.

Para organizarla Lucas estuvo en contacto con algunos de los principales distribuidores de Puerto Rico a fin de conocer el inventario local de vinos e ir pre-seleccionando etiquetas que se amoldaran al concepto de cocina que expone Mi Casa y las tendencias internacionales: una comida cada vez más ligera, para la que ha buscado vinos frescos, con equilibrio, redondos y fáciles para armonizar con alimentos.

Así juntó unas 150 referencias que se ofrecen por botella y por copa con opciones de espumosos, vinos blancos, rosados, tintos, generosos y dulces. No demasiadas opciones por cada categoría, pero sí una selección intachable que crea un balance entre marcas, regiones, estilos clásicos y modernos, y uvas muy reconocidas y otras por descubrir, como pueden ser Austria o los vinos asturianos de la Tierra de Cangas. Parte de los vinos son del Mainland, es decir, de Estados Unidos y otros países productores del nuevo mundo, y otra de países europeos, con una mayor tradición de elaboración. De entre ellos, cerca de un 40% son vinos de España.

Algo por lo que casi hay que besarle los pies a Lucas es por haber desempolvado de los estantes algunos extraordinarios vinos del mundo que, a pesar de ser cotizadísimos en sus países de origen y a nivel internacional, en Puerto Rico habían pasado más bien desapercibidos por el poco esfuerzo que muchos distribuidores han hecho por darlos a conocer. Una desatención que Lucas ha revertido. Tenía que venir alguien con su experiencia a reubicarlos en el tintero vinícola para beneficio de todos los consumidores.

Además de éstos, en Mi Casa se rescatan muchos vinos clásicos, que por mucho tiempo se pensó ya no estaban de moda, pero que nunca han dejado de estarlo en el paladar de quienes conocen y aprecian lo buenísimo. Incluso se traen algunas bodegas que formaron parte de la cava original de Dorado Beach.

Casi una veintena de vinos conforma la selección por copa, donde hay de todos los estilos y nacionalidades aunque dominen evidentemente los de España. Una invitación tentadora a explorar y sorprenderse con uvas y a brindar con enorme satisfacción.

*La autora probó su primera gota de vino con pocos días de nacida. Probablemente así Rosa María González se interesó en él. Desde San Juan, escribe del planeta sabor en www.viajesyvinos.comwww.foodsfromspain.com y Magacín.