Local y Fresco Por Chef Rafael Barrera el

¿Cuál es el significado de las palabras “Local y Fresco” dentro del vocabulario culinario?

Sin duda, son dos adjetivos sumamente importantes en la cocina.

Cuando hablamos de ingredientes locales nos referimos a que son particulares de un lugar. Por lo tanto, no se les puede llamar “locales” a los productos  que importamos del extranjero.  Debido a que hoy día se nos facilita transportar productos de lugares tan lejanos como Asia y Europa, debemos ser bien cuidadosos al llamar un producto “local”.

En cuanto a lo que llamamos “fresco”, nos referimos a productos acabados de cosechar, pescar o procesar. Ejemplo de esto, podría ser la pesca del día, las carnes procesadas recientemente o frutas y vegetales recién recogidos. Mientras menos tiempo, mayor es la frescura, lo que se traduce en más sabor y valor nutritivo. De no consumirse inmediatamente, existen muchas técnicas de preservación que incluso, en muchos casos, intensifican el sabor.

El cultivo en huertos caseros, por ejemplo, nos garantiza consumir productos frescos, libres de pesticidas. Esta es la manera más SALudable de alimentarnos, pero no siempre es posible.

Cuando vayamos al mercado, debemos escoger los productos cosechados localmente y en temporada, ya que esto nos garantiza su frescura.

Cuando compramos un vegetal o fruta que proviene de un lugar ubicado a más de 1,500 millas de distancia, no solo estamos sacrificando el sabor y valor nutritivo, sino que en la mayoría de los casos, estos son tratados con pesticidas y preservativos, utilizados para darle una apariencia fresca y un color brillante.

“Local” y “Fresco” son términos que se han mal utilizado. Es importante que cuando compremos productos, exijamos saber su origen y fecha de cosecha para asegurarnos de su frescura. Además, adquirir  y consumir productos del país añade sabor a nuestra mesa, garantiza los nutrientes que nos mantienen SALudables y  fomenta la agricultura, vital para la economía de un país.

Siempre recuerda estos consejitos al comprar alimentos:

  • Identificar los productos de temporada
  • Visitar mercados locales
  • Exigir información de origen
  • Usar todos los sentidos al momento de escoger un producto

*Nota: El autor es chef y se describe como un viajero incesante en busca de nuevos sabores y técnicas. Comenzó su carrera lavando platos y ha experimentado desde todos los puestos en la cocina. Se ubicó en Napa Valley, la meca del buen vino californiano, donde estudió en el reconocido The Culinary Arts Institute of America. Actualmente, trabaja como chef independiente y continúa sus viajes por el mundo para experimentar con sabores y texturas inimaginables. Síguelo en facebook.com/chefrafaelbarrera