Perfil cervecero: Belgians (Parte 2) Por Jonathan Soto el

Otro gran grupo de cervezas traídas desde Bélgica lo son las trapistas (trappist). El nombre de Trapista es una apelación al origen. Para poder utilizar el nombre de trapista deben ser elaborados en propiedad monástica y bajo la supervisión de monjes.

Solo 7 cervecerías pueden utilizar el término “Biere Trappiste” o “Trappistenbier”. Las demás utilizan el término Abbey Ale e incluso algunas cervecerías americanas le han logrado poner el nombre de Trappist-Style o Abbey-Style. Una característica que se repite en las cervezas trapistas o de abadía es el uso de azúcar de remolacha en el proceso de elaboración.

De las siete cervecerías trapistas en Puerto Rico, podemos disfrutar de Achel, Chimay, Orval, Westmalle y Rochefort. Hace algún tiempo no veo para la venta la cerveza La Trappe/Konigshoeven.

La última y más exclusiva de las cervecerías trapistas lo es la Westvleteren. Su Westvleteren 12 ha sido considerada como la mejor cerveza del mundo algunos años y al momento de escribir esto estaba número 6 en la lista de mejores cervezas del sitio WEB BeerAdvocate. La cerveza Westvleteren solo era vendida en los predios del monasterio hasta el año pasado, cuando los monjes decidieron junto con una compañía distribuidora vender unos paquetes de regalo en cantidades limitadas. En la mayoría de las tiendas que vendieron este “gift set” las filas eran grandísimas y se limitaba la cantidad a una por cliente. El precio en la tienda fluctuaba entre los $75.00 y $80.00 dólares. Sin embargo, en el mercado negro virtual puedes conseguirla por cientos de dólares.

Uno de los estilos principales que salen de las abadías y monasterios lo son las Dubbel o Dubel. El alcohol en estas cervezas tiende a ser de 6 a 7.8% y su color va desde rojo ámbar a marrón claro. El sabor es cremoso con algunas especias y el aroma tiene toques de frutas oscuras como las pasas y las ciruelas. Ejemplos de estas son la Affligem Dubbel y la Chimay Rouge (etiqueta roja). El estilo Tripel al contrario de la Dubbel es de color claro, amarillo pálido a color oro. Es una cerveza con mucha carbonatación, seca y con bastantes especias. Su porcentaje de alcohol está entre el 7.5% y el 9.5%. La cerveza que comenzó este estilo lo fue la Westmalle Tripel. Finalmente, la Quadruppel es más reciente y más intensa que las demás. El mejor ejemplo para mí de una Quad lo es la Rochefort 10. El porciento de alcohol de las Quadruppel fluctua entre 9.00% a 13.00%. La Rochefort 10 tiene 11.3% APV y un aroma espectacular a frutas oscuras y secas como pasas, mucho más intenso y que una Dubbel. Al probarla, sientes el caliente del alcohol y la textura como sirope. Es una cerveza para tomar lentamente y disfrutarla.

Bélgica es un país lleno de historia y de individualidad. Pasó por las manos de casi todos los imperios poderosos de Europa hasta que logró independizarse. Cada uno de estos países dejó su huella en la cultura y en la cerveza. No tengas miedo a probar nuevas cosas. ¡Salud!

*El autor es maestro y cervecero. Forma parte de la comunidad de “homebrewers” de Puerto Rico. Al escribir sobre cervezas, se busca que sean más las personas que le pierden miedo y se lanzan a aventurar con su paladar. Publica, además, en facebook.com/cervecerospr y youtube.com/cervecerospr. Además, puedes seguirlo en Twitter: @jscervevecerospr.