Chef José Andrés está inconforme con respuesta de FEMA Por Primera Hora el

Hace dos semanas y media el chef español José Andrés llegó a Puerto Rico listo para ayudar a los damnificados del huracán María, el cual azotó al país el pasado 20 de septiembre. Pero encontró que no existía una respuesta alimentaria para trabajar con una de las necesidades básicas de la población: agua y comida.

Inmediatamente conversó con varios amigos chefs del país, entre ellos José Enrique, Víctor Rosado, Wilo Benet y Manolo Martínez, para crear una iniciativa que llamaron “Chefs for Puerto Rico”, la cual ha contado con el apoyo de la organización sin fines de lucro World Central Kitchen, fundada por José Andrés en el 2010 con el objetivo de mitigar la hambruna y la pobreza.

Ese esfuerzo -el cual inició con una modesta operación en el restaurante de José Enrique, en la Placita de Santurce- ha crecido con la ayuda de voluntarios puertorriqueños, quienes han logrado que diariamente se repartan 70,000 comidas calientes alrededor de todo Puerto Rico. Esta semana, José Andrés espera que ese número aumente a 100,000 con o sin la ayuda del gobierno federal.

Y es que el chef denunció que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) no ha sido responsable en atender la crisis alimentaria en el país, donde, según dijo, se estima que dos millones de personas no tienen para comer.

“La verdad es que FEMA dice en reuniones que necesita dos millones de comidas diarias para suplir las necesidades de los puertorriqueños, pero FEMA, según sus propias estadísticas, y con todas sus organizaciones -incluyéndonos a nosotros (World Central Kitchen)-, están repartiendo solo 200,000 comidas al día y eso es siendo generosos. Eso significa que 1.8 millones de personas en Puerto Rico están pasando hambre todos los días y eso está mal”, indicó durante una conferencia de prensa, celebrada a las afueras del Coliseo de Puerto Rico, que ahora sirve como centro de operación de la organización.

José Andrés dijo que la agencia federal contrató a su entidad para preparar 20,000 comidas diarias por un periodo de siete días, pero dicho acuerdo expiró este martes. Deliris Aquino Santiago, portavoz de FEMA, comunicó que la agencia propuso extender dicho contrato, pero la organización declinó.

El chef señaló que es absurdo que la agencia lo contrate para realizar 20,000 comidas diarias cuando ya él, junto al resto de los chefs y voluntarios, preparan y reparten 80,000 al día, llegando al 80% del país. “Lo que FEMA me debe decir es ‘si necesitas dar un millón da un millón’”, expresó.

José Andrés opinó que mientras miles de voluntarios están preparando y llevando comida caliente a miles de puertorriqueños, la agencia federal se pasa de reunión en reunión sin resolver este problema humanitario.

“Aquí la gran realidad es que mientras hay gente pasando hambre se está simplemente haciendo planes, negocios, contratos de larga duración para darle de comer a la gente de Puerto Rico. Yo ya no estoy interesado en eso. Yo estoy interesado en darle de comer a la gente ahora”, manifestó enérgicamente.