Refrescos locales Por Pablo Venes Molina el

Al no conseguir los permisos para crear su propia cervecería, Nelson Sánchez Núñez decidió no quedarse de brazos cruzados y apostó su conocimiento en mixología para crear su propia línea de refrescos bajo el nombre de Sodas Susua.

“Había comprado todo el equipo para montar mi propia cervecera, pero estaba aguantado, porque la permisología de alcohol es bien complicada”, recordó Sánchez Núñez acerca del negocio que fundó con la ayuda de sus amistades y familiares.

Luego de beber un sorbo de sus sodas, se puede percibir que cada una tiene el físico que muchos buscan en un refresco. Al estar preparada con una base de agua carbonatada, la textura es muy similar a las de corriente comercial, e incluso salpica al paladar, como cualquier otro refresco de supermercado.

“Eso sí, nosotros utilizamos jugo de limón, en vez de ácido cítrico; y para cada sabor utilizamos frutas naturales en vez de jugos concentrados o colorantes”, aclaró sobre su bebida.

“Se trata de hacer fusiones con lo que ya tenemos de la naturaleza. Las raíces, flores y pulpas nos dan mejor sabor y son hasta más saludables”, explicó el joven.

Las Sodas Susua se pueden encontrar en La Taberna Lúpulo, en el Viejo San Juan, y en el Mercado Agroecológico del pueblo de Rincón todos los domingos. Vienen de distintos sabores, siendo el de flor de jamaica y la mezcla de limón y jengibre los más populares.

Sodas Naturales del Otoao

A diferencia de Sodas Susua, las Sodas Naturales del Otoao están hechas a base de maví. Al estar libres de agua carbonatada, en cada sorbo están presentes los nutrientes de los frutos y raíces, y de acuerdo con su creador, Freddie Omar Pérez, el refresco puede considerarse como un alimento probiótico.

“Como el maví siempre está activo, se crea fermentación (que produce) una colonia de organismos beneficiosos para la salud”, opinó Pérez acerca de la idea que inicialmente fue traída a la mesa por su padre.

“Antes que la soda de lata estuviese en el paladar de los boricuas, estaba el maví. Nuestro papá nos sugirió hacerlo con maví, porque él sabe hacer maví”, añadió el joven que comenzó el negocio de bebidas en el 2015.

Tamarindo, parcha, ketembilla, jengibre, cúrcuma y flor de jamaica son los sabores con los que las personas se pueden refrescar, y varían según la estación del año. Toda la materia prima para realizar los refrescos proviene de las fincas en el pueblo de Utuado, donde además producen los refrescos.

“La de cúrcuma la utilizan pacientes de cáncer, igual que la flor de jamaica para mejorar la circulación; y me han dicho que ha dado buenos resultados al igual que la de parcha para los que tienen la presión alta y jengibre para la buena digestión”, destacó Pérez.

Las bebidas están disponibles en distintos mercados orgánicos y en algunos “food trucks” del área oeste.

El próximo paso de Sodas Naturales del Otoao es hacer mezclas con menta, hierba buena, anís y limón para continuar sorprendiendo al público con sus propuestas de sabores alternativos.

Sodas Susua
787-204-0971

Sodas Naturales del Otoao
787-408-5466