Encantos italianos de Hatillo Por Pablo Venes Molina el

Mucho se sabe sobre la gran industria ganadera que se desarrolla en Hatillo, pero ésta no ha podido opacar los grandes encantos culinarios que allí han crecido. La mayoría de ellos para destacar el lado criollo que caracteriza a los puertorriqueños y algunos otros para atraer turistas que están en busca de lo que se cocina en este municipio costero.

De esta forma, la gastronomía mundial también se deja sentir en la conocida Capital de la Industria Lechera, que ya cuenta con restaurantes especializados en la comida asiática, mediterránea, mexicana e italiana. Esta última continúa en progreso con la integración de Marilyn’s y Piccolo By Brasas, dos restaurantes que con sus pastas, pizzas y risottos han sabido adaptarse muy bien al sazón distintivo puertorriqueño.

Para la propietaria de Marilyn’s, quien además se desempeña como chef del local, es un placer poder ofrecer lo mejor que sabe hacer. Mientras que a su vez no se aleja de sus influencias italianas. “Llevo más de 30 años especializándome en la cocina auténtica italiana en New York y ahora estoy muy emocionada en traerla a Puerto Rico”, relató la chef Marilyn Competiello Monroig.

Espacio privilegiado en la costa 

La cercanía de este restaurante con el mar lo convierte en un espacio privilegiado en el norte de Puerto Rico; y es que a pasos ubica la Playa Sardinera, que sirve de escenario para los comensales de Marilyn’s. El mismo cuenta con comedor interior como también con uno al exterior acompañado por las olas del mar y, por si fuera poco, una barra que es frecuentada en eventos sociales nocturnos.

“Ofrecemos música en vivo, karaoke y buen ambiente los fines de semana en las noches”, explicó la boricua con influencias italianas y neoyorquinas. Precisamente, de esa mezcla de culturas es que nació su distintivo sabor. Ello se refleja en el amplio menú del restaurante que incluye aperitivos fríos como ricotta, setas estofadas con pimientos, cebollas y tocineta; al igual que platos fuertes como risotto con camarones y langosta.

Así también los postres hechos en la casa son un atractivo del establecimiento, siendo el tiramisú el más solicitado por las familias.

Piccolo By Brasas

Igualmente, la cocina italiana es el norte del restaurante Piccolo By Brasas, ubicado en el segundo nivel del Hotel Punta Maracayo. Allí la gran especialidad es la pizza, servida con una gran riqueza extranjera, pero combinada muy fácilmente con ingredientes locales.

“Tenemos una gran variedad de pizzas en el menú que combinan muy bien dos sabores del mundo: Puerto Rico e Italia”, indicó el chef Rubén Román Lassalle para referirse a La Campesina, una pizza preparada con longaniza del país, carne molida y guineos maduros, hecha con el borde de pesto, distintivo de la casa.

Marilyn’s
Punta Maracayo Camping

Carr. 2, Km. 84.6, Hatillo
787.820.4000

Piccolo By Brasas
Hotel Punta Maracayo

787.898.2000