El nombre del restaurante lo dice todo Por Beatriz Villanueva el

A lo mejor estás por ahí paseando y de momento ves un lugar de comida que se llama “Pica Pica Restaurant” (nombre inventado); y por el nombre presumes que la especialidad de la casa es la comida picante. Pero, cuando entras, su enfoque principal son los mariscos. “Whattttt?!” ¿A cuántos de ustedes les ha pasado?

En este “post” quiero aprovechar para hablar un poco sobre la influencia que tiene la identidad de tu restaurante. Sí, exactamente a eso me refiero, a la intención y motivo que tuviste para darle forma a lo que hoy es tu negocio de comida.

El nombre de tu restaurante es como ponerle nombre a un hijo, o sea, que es para siempre. Recuerda que tus clientes van a llegar a ti por el nombre de tu pizzería, panadería, etcétera. El nombre crea una conexión entre tu servicio y el cliente.

Me place compartir con ustedes algunos “tips” para que puedan conectar su servicio o producto con el nombre de su negocio:

  • Sé creativo, pero con mucho cuidado porque lo que es creativo para ti, no lo es para todos. Debes ser crítico al momento de usar tu creatividad.
  • Haz una tormenta de ideas enfocada en el servicio o producto que le vas a ofrecer a tu cliente. Por ejemplo, si tu negocio es de frappés, entonces comienza a pensar en nombres que describan tus frappés.
  • Para darle continuidad a la tormenta de ideas, escribe todo lo que se te ocurra, no importa cuán loco suene. Por ejemplo: “El Frappé Loco”,  “Friíto Sabroso”, “Los Frappés de Beatriz”, “El Sexy Frappé”… Hasta que llegues al nombre perfecto.
  • Encuesta a varias personas para saber qué opinan del nombre.
  • Luego que tengas el nombre, entras al Departamento de Estado para verificar que nadie más lo esté usando. En la página web del Departamento de Estado también puedes registrar el nombre sin ningún costo.

Cuando finalices este ejercicio, di en voz alta varias veces el nombre que escogiste. Y si para ti suena que conecta tu servicio con intensidad, por fin llegaste al nombre correcto. Pero, si sientes que no te convence, vuelves a hacer el ejercicio.

***Nota: La autora es fiel creyente de que el servicio es lo más importante dentro de la experiencia culinaria. Es asesora de restaurantes, con especialidad en educación y servicio. Puedes contactarla a [email protected]