Cuán cierto es eso de no ser tú cuando tienes hambre Por Tatiana Hernández el

Te pones ansioso, protestas por todo, estás irritable y hasta puedes llorar. Estos síntomas son

indicios de que la hora del almuerzo se está acercando y si no comes pronto, la peor versión de ti puede estar a flor de piel.

El equipo de BuzzFeed compartió un interesante vídeo que explica de manera jocosa las diferentes etapas y personalidades que pueden salir a flote cuando estás Hangry (hungry y angry: hambriento y molesto).

De acuerdo con el vídeo del animador y diseñador Jesse Benjamin, están los “Depresivos”, que pueden llorar porque la entrega de la pizza que ordenaron se ha tardado más de lo prometido y por tal razón morirán. El “Cavernícola” no tiene ni las energías ni las ganas de formar oraciones completas y se enfoca en ‘YO… COMER… AHORA’.

Así también está el “Monstruo”, quien se desespera, cuenta las horas que ha pasado hambre y cuando el tapón le impide llegar hasta su lugar de almuerzo, deja salir su peor alter ego sin importar quién esté de frente.

Entonces está el “Locutor”; este personaje hambriento dice, menciona y repite innumerables veces que tiene hambre como si por arte de magia su estómago se fuera a llenar. El “impaciente” es el más hambre que tiene y al llegar al restaurante, se come todo el pan que traen a la mesa y se llena con agua o refresco en lo que llega la comida. Esta persona también le deja saber al mesero que quiere que su comida salga ‘lo antes posible’.

Por último, está el hambriento que sufre los síntomas de “Gollum” -el personaje de Lord of the Rings. Este ser no puede concentrarse en su trabajo, en las reuniones, ni en las llamadas telefónicas. Crea un escenario mental tratando de justificar la razón por la cual aún no ha comido, hasta que se le escapa un comentario cuasi incoherente.

De seguro te puedes identificar con uno o más de estos. Cuéntanos, ¿en quién te conviertes cuando tienes hambre?